jueves, 19 de octubre de 2017

HASTA AQUÍ



A partir de hoy este blog deja de publicar comentarios que incluyan insultos o amenazas.

Todo comentario expresado de manera correcta y respetuosa seguirá teniendo cabida en él, coincida o no con las informaciones o valoraciones que facilita. Los que no quieran -o no sepan- hacer gala de respeto hacia las personas físicas (opiniones, ideas, identidades, naciones o estados no son personas en ese sentido) no serán en adelante bienvenidos, y deberán buscar otros espacios en la Red donde dar la matraca.

"Astillas de Realidad" no va a contribuir -por activa o por pasiva- a alimentar el clima de crispación imperante, ni va a ejercer de altavoz de quienes sustituyen la discrepancia, la interrogación o la crítica por la injuria, el insulto o la intimidación.

Tampoco se publicarán comentarios expresados con menos de tres letras, propuestas de negocio, invitaciones a unirse a los Illuminati ni ofrecimientos de servicios ilegales, particularmente de sicarios.

Sí, por estravagante que suene, ha habido comentarios que entraban dentro de todas estas categorías.

Confío en que los lectores con ganas de decir algo entiendan la medida y sean conscientes de que "lo cortés no quita lo valiente". En cuanto a los que no tienen algo que decir pero tienen que decir algo, el peaje que a partir de ahora les será exigido es la moderación. Esta página no va a ser un espacio para trifulcas tabernarias, comentarios patibularios ni intervenciones soeces, malintencionadas o ultrajantes.

O, si se prefiere, aquí paz y después gloria.

(posesodegerasa)

PD. 2 de febrero de 2021: Tampoco se publicarán reseñas de qué monumentos históricos son dignos de ser visitados en el casco antiguo de Arganda del Rey, por mucho interés cultural o sentimental que pueda concedérseles (sí, me estoy refiriendo a un comentario REAL recientemente recibido). Se que en su momento no hice constar en la entrada una excepción como ésta, pero es de sentido común entender que este blog se ocupa de otras cuestiones.

ALERTA MÁXIMA EN LA ZARZUELA. ¿HA HABIDO UN INTENTO DE ASESINAR AL REY?



En un momento en que España está siendo atacada la jugada maestra del ajedrez, el "tumbar al rey" o dar jaque mate ya ha sido -sin éxito- intentado

Por supuesto, ni la prensa ni los medios informan de ello. Es lo habitual (de los al menos seis intentos de asesinar a su padre solo supimos muy tardíamente).

Únicamente algunos medios digitales como El confidencialPeriodista Digital -los grandes medios han retirado la noticia- ofrecen una versión descafeinada de lo sucedido el lunes por la noche en el recinto de la Zarzuela, cuando un vehículo ocupado por hombres armados saltó el control de acceso de Valdemarín y entró a toda velocidad en los terrenos que rodean el Palacio de la Zarzuela. Los ocupantes, cuyo número no se conoce con seguridad, saltaron del coche y se desplegaron por el recinto, lo que provocó la movilización inmediata de la Guardia Real, pertrechada con fusiles de asalto y con apoyo de un helicóptero, pese a lo cual -se informa- aquéllos -o, al menos, uno de ellos- no fueron detenidos hasta el dia siguiente. ¿Quiénes eran esos ocupantes y cómo se introdujeron en una zona tan vigilada del Monte del Pardo?

Y, sobre todo, ¿para qué?

La versión oficial del incidente afirma que se trata de delincuentes comunes que tras asaltar un chalet de una zona tan lujosa se vieron perseguidos por la policía y en su huída entraron sin saberlo en el recinto de seguridad de La Zarzuela. Se ha identificado a un portugués y al menos un español, delincuente común, de los que no ha trascendido filiación alguna. Una versión tranquilizadora con un sospechoso tufo a cortina de humo para ocultar algo más. Porque, ¿es tan fácil acceder al recinto de la residencia del Jefe del Estado?; ¿no habrían advertido por radio los vehículos perseguidores de hacia donde iban para que se les hubiera cortado el paso en el control de acceso de la Guardia Real?; ¿no hay instalada ninguna barrera o dispositivo capaz de detener a un vehículo incontrolado? ¿no pudo un helicóptero dotado con visor térmico-infrarrojos localizar, aunque fuera de noche, a los intrusos en la zona perimetrada?.

Se sabe que se activó al máximo nivel el protocolo fijado para garantizar la seguridad del Rey y la familia real, con una custodia especial y tal vez el confinamiento de los Borbones en una "habitación del pánico" (los pormenores de ese protocolo son secreto de Estado), y las fuentes de El Confidencial Digital sostienen que "el portugués" fue detenido el martes a mediodía.

Que la residencia del Jefe del Estado sea un coladero donde resulte fácil entrar no ya a militares adiestrados, sino a meros cacos, parece un chiste de Ibañez. Y si a lo sucedido le sumamos la entrada por El Prat de militares israelíes entrenados y el hecho de que la Zarzuela viene siendo sobrevolada por drones desconocidos, que pueden recabar información acerca de puestos, alarmas, dispositivos de seguridad, etc., información que le sería muy útil a un comando que buscase secuestrar o asesinar al Rey o a algún miembro de su familia, no es aventurado colegir que tal vez lo ocurrido haya sido mucho más grave de lo que la Casa del Rey admite: la incursión de un comando cuyas órdenes bien hubieran podido ser las de perpetrar un regicidio que hubiese abocado al país a una crisis de Estado de dimensiones inimaginables.

De ser cierta esta hipótesis, ¿es de suponer que se ha detenido, neutralizado o abatido al comando? ¿Se trataría de militares extranjeros o de mercenarios? ¿A las órdenes y a sueldo de quién? ¿Sabremos en algún momento lo que de verdad ha sucedido o la censura nos va a seguir suministrando una narración inverosímil?¿Por qué los comunicados de prensa de Interior hablan -sin identificarle- de un asaltante de chaléts portugués y "olvidan" a los otros ocupantes del vehículo? ¿Ha sido todo esto un aviso, un regicidio frustrado, un intento de provocar el pánico?

Y sobre todo, ¿qué nuevo "incidente inesperado" puede venir a sobresaltar a la nación española?

(posesodegerasa)