viernes, 31 de diciembre de 2021

EVIDENCIA IRREFUTABLE DE MUERTES CAUSADAS POR LAS INOCULACIONES COVID



Este texto es un resumen escrito de las presentaciones del Dr. Bhakdi y el Dr. Burkhardt a los médicos asistentes al Simposio sobre Covid y bioética que fue transmitido en vivo por UKColumn el pasado 10 de diciembre. Las dos presentaciones se pueden ver en el mismo comienzo de la grabación de vídeo del simposio.



Los autores

El Dr. Bhakdi ha pasado su vida practicando, enseñando e investigando microbiología médica y enfermedades infecciosas. Presidió el Instituto de Microbiología e Higiene Médica en la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz, Alemania, desde 1990. Ha publicado más de 300 artículos de investigación en los campos de inmunología, bacteriología, virología y parasitología, y se desempeñó desde 1990 hasta 2012 como Editor en Jefe de Microbiología e Inmunología Médica, una de las primeras revistas científicas de este campo que fue fundada por Robert Koch en 1887.

El Dr. Arne Burkhardt es un patólogo que ha enseñado en las Universidades de Hamburgo, Berna y Tübingen. Fue invitado a cátedras visitantes / visitas de estudio en Japón (Universidad Nihon), Estados Unidos (Instituto Nacional Brookhaven), Corea, Suecia, Malasia y Turquía. Dirigió el Instituto de Patología en Reutlingen durante 18 años. Posteriormente, trabajó como patólogo en ejercicio independiente con contratos de consultoría con laboratorios en los EE. UU. Burkhardt ha publicado más de 150 artículos científicos en revistas científicas alemanas e internacionales, así como contribuciones a manuales en alemán, inglés y japonés. Durante muchos años ha auditado y certificado institutos de patología en Alemania.

La evidencia


A continuación presentamos la evidencia científica en atención a la cual se pide la suspensión inmediata del uso de inyecciones COVID-19 basadas en genes (inyecciones de ARNm). Primero explicamos por qué no pueden proteger contra la infección viral. Si bien no se pueden esperar efectos positivos, mostramos que las vacunas pueden desencadenar procesos autodestructivos que conducen a enfermedades autoinmunes debilitantes que conducen a medio plazo a la muerte.

Por qué las "vacunas" no pueden proteger contra las infecciones

Un error fundamental que subyace al desarrollo de las vacunas COVID-19 fue descuidar la distinción funcional entre las dos categorías principales de anticuerpos que el cuerpo produce para protegerse de los microbios patógenos.

La primera categoría (IgA secretora) es producida por células inmunes (linfocitos) que se encuentran directamente debajo de las membranas mucosas que recubren el tracto respiratorio e intestinal. Los anticuerpos producidos por estos linfocitos se secretan a través y hacia la superficie de las membranas mucosas. Por tanto, estos anticuerpos están en el sitio para encontrarse con los virus transportados por el aire y pueden prevenir la unión viral y la infección de las células.

La segunda categoría de anticuerpos (IgG e IgA circulante) se encuentra en el torrente sanguíneo. Estos anticuerpos protegen los órganos internos del cuerpo de agentes infecciosos que intentan propagarse a través del torrente sanguíneo.

Las vacunas que se inyectan en el músculo, es decir, en el interior del cuerpo, solo inducirán IgG e IgA circulante, no IgA secretora. Dichos anticuerpos no pueden proteger y no protegerán eficazmente las membranas mucosas de la infección por SARS-CoV-2. Por lo tanto, las “infecciones de avance” observadas actualmente entre los individuos vacunados simplemente confirman los defectos fundamentales de diseño de las vacunas. Las mediciones de anticuerpos en la sangre nunca pueden proporcionar información sobre el verdadero estado de inmunidad contra la infección del tracto respiratorio.

La incapacidad de los anticuerpos inducidos por la vacuna para prevenir las infecciones por coronavirus se ha informado en publicaciones científicas recientes.

Las vacunas pueden desencadenar la autodestrucción.

En la mayoría de los individuos, una infección natural con SARS-CoV-2 (coronavirus) permanecerá localizada en el tracto respiratorio. Por el contrario, las vacunas hacen que las células del interior de nuestro cuerpo expresen la proteína del pico viral (spike), algo que la naturaleza nunca tuvo la intención de hacer. Cualquier célula que exprese este antígeno extraño será atacada por el sistema inmunológico, que involucrará tanto a los anticuerpos IgG como a los linfocitos T citotóxicos. Esto puede ocurrir en cualquier órgano. Ahora estamos viendo que el corazón se ve afectado en muchos jóvenes, lo que lleva a una miocarditis o incluso a un paro cardíaco repentino y la muerte. Cómo y por qué tales tragedias podrían estar vinculadas causalmente a la vacunación sigue siendo un tema de conjetura porque se carece de evidencia científica. Esta situación ahora se ha rectificado.


Estudios histopatológicos: los pacientes


Se han realizado análisis histopatológicos en los órganos de 15 personas que murieron después de la vacunación. La edad, el sexo, el registro de vacunación y la hora de la muerte después de la inyección de cada paciente se enumeran en la tabla de la página siguiente. Los siguientes puntos son de suma importancia:

Antes de la muerte, solo 4 de los 15 pacientes habían sido tratados en la UCI durante más de 2 días. La mayoría nunca fue hospitalizada y falleció en casa (5), en la calle (1), en el trabajo (1), en el automóvil (1) o en centros de atención domiciliaria (1). Por lo tanto, en la mayoría de los casos, es poco probable que la intervención terapéutica haya influido significativamente en los hallazgos post mortem.

Ni una sola muerte se relacionó con la posible asociación con la vacunación por parte del médico forense o del fiscal; esta asociación solo fue establecida por los hallazgos de nuestra autopsia.


Las autopsias convencionales realizadas inicialmente tampoco revelaron indicios obvios de un posible papel de la vacunación, ya que la apariencia macroscópica de los órganos en general no tenía nada de especial. En la mayoría de los casos, se postuló la “insuficiencia cardíaca ritmogénica” como causa de muerte.

Pero nuestros análisis histopatológicos dieron otros resultados. A continuación se incluye un resumen de los hallazgos fundamentales.


Estudios histopatológicos: hallazgos


Se detectaron hallazgos histopatológicos de naturaleza similar en órganos de 14 de los 15 fallecidos. Los afectados con mayor frecuencia fueron el corazón (14 de 15 casos) y el pulmón (13 de 15 casos). Además, se observaron alteraciones patológicas en el hígado (2 casos), glándula tiroides (tiroiditis de Hashimoto, 2 casos), glándulas salivales (síndrome de Sjögren; 2 casos) y cerebro (2 casos).

Varios aspectos destacados predominaron en todos los tejidos afectados de todos los casos:

1. eventos inflamatorios en vasos sanguíneos pequeños (endotelitis), caracterizados por una abundancia de linfocitos T y células endoteliales muertas secuestradas dentro de la luz del vaso;

2. la extensa acumulación perivascular de linfocitos T;

3. una infiltración linfocítica masiva de los órganos o tejidos no linfáticos circundantes con linfocitos T.

La infiltración linfocítica se produjo ocasionalmente en combinación con una intensa activación linfocítica y formación de folículos. Cuando estos estaban presentes, generalmente iban acompañados de destrucción de tejido.

Esta combinación de patología multifocal dominada por linfocitos T que refleja claramente el proceso de autoataque inmunológico no tiene precedentes. Dado que la vacunación fue el único denominador común entre todos los casos, no cabe duda de que fue el detonante de la autodestrucción en estos individuos fallecidos.

Conclusión

El análisis histopatológico muestra una clara evidencia de patología de tipo autoinmune inducida por la vacuna en múltiples órganos. Es evidente que se debe esperar que una miríada de eventos adversos derivados de tales procesos de autoataque ocurran con mucha frecuencia en todos los individuos, particularmente después de las inyecciones de refuerzo.

Sin lugar a dudas, la inyección de vacunas COVID-19 basadas en genes pone vidas bajo amenaza de enfermedad y muerte. Observamos que tanto el ARNm como las vacunas basadas en vectores están representados entre estos casos, al igual que los cuatro principales fabricantes.


El siguiente artículo analiza el estudio reciente de Bansal et al sobre la detección de proteína de pico en personas vacunadas con la vacuna de ARNm de Pfizer. El hallazgo más significativo es que la proteína de pico se encuentra en exosomas, es decir, vesículas derivadas de células, durante al menos cuatro meses después de la segunda inyección. Esta persistencia sorprendentemente larga plantea la posibilidad de una inflamación sostenida en el interior y daño a los órganos que expresan la proteína de la espiga: Long-term persistence of the SARS-CoV-2 spike protein: evidence and implications Michael Palmer, MD and Sucharit Bhakdi, MD.

(Visto en https://cienciaysaludnatural.com/)

EL SILENCIO DE LOS DOCTORES



La práctica totalidad de los médicos que apoyaron la Plandemia desde el principio lo hicieron valorando cuáles eran las posibilidades de acertar simulando tener un criterio, y optaron por apoyar a la mayoría sin ni siquiera leer un solo párrafo de absolutamente ningún estudio.

Respondieron rápido apostando por “el consenso científico” -algo que no existe- porque al hacerlo creían parecer más cultos y modernos.

Ahora se está demostrando que no solo no tenían ni idea de lo que decían si no que tras dos años siguen sin haber cuestionado ni leído nada en absoluto,; ven telediarios, escuchan la radio y hojean periódicos que dicen todos lo mismo.

Su orgullo les impide dar su brazo a torcer, sobre todo a esos médicos que han aconsejado a su propia familia que se inoculen y ya han visto morir y enfermar a varios.

Reconocerlo ahora implicaría pedirles perdón por haber fingido seguridad y conocimiento cuando en realidad lo único que hicieron fue creer al sistema que era lo más cómodo y lo que no les daba ningún problema social ni profesional.

Entonces no los tuvieron pero los van ustedes a tener pronto porque se está destapando el desastre que son estas inyecciones, los cientos de miles de muertos, los millones de efectos adversos graves y crónicos que arruinan la vida de tantas personas.

Cuanto más tarde peor será, ustedes doctores han fingido saber de virus cuando en su carrera no los estudian; ustedes doctores han simulado conocer los efectos de las terapias génicas sin hacer leído ni siquiera los prospectos; ustedes doctores han traicionado la confianza de personas que los adoran, padres, hijos, hermanos, amigos y pacientes por no saber decir a tiempo “no lo sé”

Ustedes doctores están escondidos tras sus batas blancas esperando a que todo pase y nadie se acuerde de que fueron ustedes los que presionaron a la gente para inocularse.

Ustedes doctores incluso se atrevieron a criticar y acusar a sus propios compañeros que si leyeron, que si se molestaron en investigar y que además fueron valientes.

Ustedes doctores siguieron pasando consulta mientras a ellos los expedientaban, desacreditaban y expulsaban, y continuaron escondidos tras los protocolos diciendo “las vacunas son buenas”.

Ustedes doctores están viendo perfectamente la cantidad de muertes, cánceres nuevos o revividos, ictus, infartos, vasculitis, problemas oculares y hasta suicidios de gente inoculada y no lo están reportando como posible efecto de las “vacunas”.

Ustedes doctores están siendo cobardes, llevan años recibiendo regalos en forma de congresos, dinero, becas y ascensos y engañándose a sí mismos diciendo que si no lo aceptaran perderían formación; buscan excusas para sus conciencias, se dicen que lo merecen, que han estudiado mucho, que han trabajado mucho y que, al fin y al cabo al paciente eso no le afecta porque ustedes los van a tratar igual.

Pero no es así doctores, y lo estamos viendo, quien hace un pacto con la Mafia tarde o temprano tendrá que devolverles el favor, y ustedes, doctores, lo están devolviendo con su silencio.

Fernando López Mirones

GERALD GROSZ, POLÍTICO AUSTRIACO, EXPONE LA GRAN MENTIRA DE LA VACUNACIÓN "SALVADORA"


jueves, 30 de diciembre de 2021

POR QUÉ EL PASE NO ES SANITARIO



El pase llamado sanitario restringe la circulación, no preserva la salud física, y afecta la salud mental, espiritual y social, la economía, la educación y la cultura.

Por otra parte, al no estar aislado ni purificado, el virus es un supuesto causante del Covid-19. En todos los países donde se preguntó a las autoridades sanitarias, dieron esa misma respuesta, incluida la Argentina. De modo que no debería tomarse ninguna medida restrictiva de la libertad evocando un supuesto.

En el mejor de los casos no es el único causante, y mucho menos el causante necesario y suficiente. Porque el covid-19 no es una enfermedad sino un síndrome. O sea, un cuadro clínico provocado por varios factores, incluyendo los factores internos que reducen o eliminan la inmunidad natural activa o provocan una respuesta inmunitaria artificial débil o ausente a la inoculación que se usa para estimularla contra el Sars-CoV-2

Los factores internos que afectan a la inmunidad natural son de varios tipos. Como por ejemplo la desnutrición o mal nutrición y otras enfermedades debilitantes. La teoría del contagio se adapta en estos casos, porque el sujeto incriminado como contagiante no es el responsable, sino las bajas defensas del contagiado. Cuando el hambre y sus variantes es un producto social, es inútil e injusto descargar en no-vacunados la responsabilidad de todos, usando a aquellos de chivos expiatorios.

Hay también factores externos que afectan la inmunidad, como la alimentación, el hábito sedentario, o la ingesta de tóxicos como el alcohol que al afectar el hígado reduce la producción de anticuerpos contenidos en las inmunoglobulinas. Sería paradojal enjaular a un portador sano con la excusa de que el vacunado es responsable de no producir y sostener sus propias defensas.

Otros factores externos presentes en el síndrome son una variedad amplia de microorganismos y no sólo virus, climas, contaminantes ambientales, metales como el grafeno y tensiones psico-sociales.

Frente a esta pléyade causal, ¿cuál sería la causa de aislar, encerrar, o confinar a presuntos portadores sanos de un virus no demostrado?

De manera que el pase sanitario se fundamenta en un error conocido como error científico de tipo II: afirmar la hipótesis falsa.

En cuanto al objetivo de promover la vacunación mediante el pase sanitario, caemos en otro error, conocido como error científico de tipo III o solución al problema equivocado. O sea: en vez de subsanar todos los inconvenientes para la vacunación, en vez de obtener una vacuna necesaria en ausencia de alternativas terapéuticas contra el covid-19 (no es el caso, porque las hay), en vez de investigar y desarrollar un producto seguro y eficaz, vamos por el atajo de prohibir y coaccionar. ¿Qué tienen que ver prohibir y coaccionar, cuando lo que queremos logar es inmunidad frente a un patógeno? Por el contrario, prohibir y coaccionar reducen la respuesta inmune.

SALUD FISICA

Está demostrado que los portadores sanos contagian muy poco, si acaso. Aún así, el contagio desde los sanos transmitiría agentes atenuados con capacidad vacunante y prácticamente inofensivos, según la teoría epidémica. También está probado que los vacunados contagian. El escape viral habla justamente de las mutaciones virales para sortear anticuerpos específicos inducidos por la vacuna. ¿Deberían someterse también los vacunados a las restricciones de un pase sanitario? Si todos requieren un pase sanitario, ¿para qué emitir el pase?

Por otra parte, las muertes por millón se multiplicaron por dos y medio en 2021 y en Argentina por dos, a partir de diciembre 2020.

SALUD MENTAL

El ser humano es relacional. Se desarrolla al amparo de su comunicación con los demás, tanto por el contenido como por la emocionalidad y racionalidad que acompaña a la comunicación humana. Está probado que el contacto virtual no sustituye al real. Hay pruebas de que la maduración y el desarrollo se potencian fuertemente con el contacto físico, tanto con animales como con personas.

Por el contrario, también está probado que el aislamiento conduce frecuentemente a la enfermedad mental. Si el riesgo de los no-vacunados está discutido, controvertido y hasta igualado o disminuido en comparación con el contacto con vacunados, ¿cuál es la ventaja de agregar un riego emocional y mental a los no-vacunados? Siendo relacional, la separación también afecta a los vacunados.

SALUD ESPIRITUAL

En el humano, la solidaridad es universal. In solidum evoca justamente la condición de compartir riesgos y beneficios de un mismo cuerpo, para el mejor destino de todos y cada uno.

El poder que no se comparte, incluso el de la salud, construye desigualdad con todas sus consecuencias negativas para la trascendencia y emancipación humanas.

La salud no es solamente un valor biológico. En el hombre es básicamente un valor espiritual y social. Hay autores que definen la salud como una condición para resolver los conflictos de la vida, y no como un estado estático al resguardo de todas las exigencias humanas.

Es evidente que el conjunto social se fortalece con la diversidad. En cambio, el pase sanitario actúa como la selección natural. Peor aún que esta. La selección natural protege al más fuerte. En cambio, el pase sanitario protege a los vacunados por ser los más débiles.

El pase afectará la economía reduciendo el empleo, el comercio y la producción, y por tanto el ingreso y la recaudación fiscal. Empobrecerá a los no-vacunados, pero también a los vacunados que dependen de aquéllos. Producirá un desuso de bienes que no estarán disponibles para los no-vacunados. Y profundizará aún más las pérdidas culturales y educativas que produjo el encierro de la cuarentena.

"El apartheid sanitario, mal llamado pase, traerá más discriminación, desunión y enfrentamiento social, sin ninguna ventaja probada. ¿Por qué correr nuevos riesgos sin evidencia de beneficio compensatorio? Actuará como una coerción caprichosa capaz de crear mayor violencia social. Ante semejante insensatez, surge la pregunta obvia: ¿es esto lo que se busca?


Mario Borini, médico especialista en clínica médica
(Visto en https://www.laprensa.com.ar/)

LA FALSA VACUNA ACABA HACIENDO MÁS DAÑO QUE BIEN


LA INMINENTE RELIGIÓN MUNDIAL, UN PASO MÁS HACIA EL N.O.M.

miércoles, 29 de diciembre de 2021

ENFERMERA EXPONE LOS ‘ATERRADORES’ EFECTOS SECUNDARIOS DE LAS INYECCIONES CONTRA EL COVID



Collette Martin, una enfermera titulada con 17 años de experiencia, dijo en una audiencia de Louisiana Health & Welfare el 6 de diciembre que las enfermeras en los hospitales están presenciando reacciones «aterradoras» a las inyecciones de COVID, pero que sus preocupaciones están siendo ignoradas y descartadas.



TRANSCRIPCIÓN COMPLETA

Soy una enfermera registrada de 17 años: 12 años de oncología y en los últimos 5 años he sido enfermera de recursos flotantes en todos los diferentes pisos del hospital. Estoy extremadamente preocupado con la idea de exigir esta vacuna para nuestros niños. Las reacciones que estamos viendo en el hospital con los adultos son aterradoras y se las ignora.

Solo algunos ejemplos de reacciones posteriores a la vacuna: coágulos de sangre, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, encefalopatía, arritmias cardíacas como la fibrilación auricular. En los ancianos estamos viendo un aumento de caídas, síncope, inicio agudo de confusión de etiología desconocida. Dos compañeros de trabajo jóvenes y saludables que conozco tienen cambios en la visión, hormigueo y entumecimiento en las extremidades inferiores con los que todavía están lidiando. Otro compañero de trabajo desarrolló TVP [trombosis venosa profunda].

Personalmente, un paciente murió 3 meses después de su vacuna contra la pericarditis, que sabemos que es un efecto secundario conocido. Diagnosticado 30 días después de su inyección, sin mención a VAERS. La mayoría de las enfermeras, jefes de enfermería y algunos médicos ni siquiera saben qué es VAERS. He hablado con nuestro jefe de medicina, gerentes y otras enfermeras sobre por qué no informamos a VAERS y la respuesta más común es: «¿Qué es VAERS?»

Es un tema que es muy difícil de abordar en el ámbito hospitalario. Saco a relucir mis preocupaciones y me ignoran. Me han dicho: «Estoy seguro de que alguien está investigando esto». Bueno, si no lo somos, ¿quién es? Especialmente desde que Pfizer terminó su estudio solo 6 meses después de que comenzara la prueba. También me han dicho que VAERS no es la mejor indicación de los efectos secundarios de la vacuna. Bueno, si ese es el caso, ¿qué se supone que debemos estar mirando?

Más de 18.000 muertes, un millón de discapacitados permanentemente y los CDC admiten que solo se están reportando del 1 al 10% de las reacciones y sabemos que los hospitales no reportan nada. Aquí no es solo donde trabajo. Tengo muchas amigas enfermeras en otros hospitales locales en el sureste [de] Luisiana [que] dicen lo mismo.

Lo que también encuentro muy perturbador es nuestro protocolo de tratamiento. Realmente creo que nuestro protocolo está matando a nuestros pacientes con COVID. Cuando les pregunté a otras enfermeras qué pensaban, estaban de acuerdo. En este punto, los médicos admitirán que nuestro tratamiento principal no está funcionando, «¡Pero es todo lo que tenemos!» Sabemos que eso simplemente no es cierto. Es solo lo que el CDC nos permitirá dar, nuestras manos están atadas.

Volvamos a nuestros hijos. Tenemos quimioterapias que sabemos que tienen efectos secundarios que causan cáncer de la sangre, como leucemia, en más de 10 años después de administrar el medicamento. Sabemos esto porque tenemos ensayos reales a largo plazo con estos medicamentos. No solo estamos viendo reacciones agudas graves con esta vacuna, sino que no tenemos idea de cuáles son las reacciones a largo plazo. Cánceres, autoinmunes, infertilidad, simplemente no lo sabemos. Potencialmente estamos sacrificando a nuestros hijos por temor a morir, o enfermarnos de un virus. Un virus con una tasa de supervivencia del 99%. Nuestros hijos ni siquiera corren riesgo de sufrir esto. A partir de ahora, tenemos más niños que han muerto por la vacuna COVID que por el COVID mismo.

Y luego el Departamento de Salud salió y dijo que la nueva variante [Omicron] tiene todos los efectos secundarios de las reacciones a la vacuna que estamos viendo actualmente. Es enloquecedor y no entiendo por qué más personas no lo ven. Y creo que sí, pero temen hablar y, lo que es peor, ser despedidos.

No es algo fácil para mí venir aquí y hablar, pero siento una profunda convicción de decir la verdad sobre lo que las enfermeras están viendo detrás de los muros de este hospital. No se trata de adultos que pueden optar por investigar o no, se trata de nuestros niños indefensos. Y cuando miro hacia atrás en 20 o 30 años, tengo que saber que hice todo lo que pude, y les pido que por favor reflexionen sobre esto: ¿De qué lado de la historia estarán? Tengo que saber que esta locura tiene que acabar.

(Fuente: https://www.lifesitenews.com/; visto en https://trikoobanews.com/)

EN SOLO UNOS MESES LAS "TEORÍAS CONSPIRACIONISTAS" SE VUELVEN HECHOS DEMOSTRADOS



El año pasado el diario británico The Sun decía que de los implantes de
microchips sólo hablaban los conspiranoicos. Ahora los conspiranoicos
son ellos. En breve lo antes ridiculizado será propuesto por los gobier-
nos, para sometimiento de la población y sorpresa de los desmemoriados

¿Quieres saber lo que va a suceder en breve, qué nuevas medidas totalitarias van a adoptar los gobiernos globalistas y de qué deberías preocuparte? Pues olvídate de los medios oficiales de adoctrinamiento y propaganda y presta atención a lo que divulgamos los medios alternativos, que estamos resultando ser la mejor guía para entender lo que está sucediendo (y pagando el precio por tal osadía).

Lo que llamaban teorías de la conspiración, fake news o "ideas de negacionistas" hace unos meses ahora son hechos demostrados y verdades, nada de teorías.


La diferencia entre "teoría de la conspiración" y "hechos" viene a ser de solo unos meses.

(Fuente: https://elinvestigador.org/guia-plandemia/))

Dra. LEE MERRITT: "LA PROTEÍNA ESPIGA Y LAS VACUNAS SON ARMAS BIOLÓGICAS"


La Dra. Lee Merritt, entrevistada por Stella Inmanuel dice que nos han mentido en casi todo, creando miedo y confusión. El coronavirus es la disculpa para la terapia genética y el control mental, además afirma que la proteína espiga y la vacuna son armas biológicas.

martes, 28 de diciembre de 2021

EL "APARTHEID" COVID



Analfabetismo ortográfico y mental por parte de los "solidarios" que sí actúan
como ratas al haber cedido su cuerpo a la ciencia para testar los efectos adver-
sos graves y letales de la inoculación experimental

"Quienes no se vacunan son acosados, calumniados, burlados, censurados, enviados al ostracismo, tildados de conspiranoicos, egoístas, asesinos, no preocupados por los ancianos, y de que si no se vacunan deberían quedarse en sus hogares para siempre, amenazados y despedidos de sus empleos, incluidos médicos y personal sanitario"

“Apartheid” es una palabra del idioma de los afrikáners de origen neerlandés, que significa “separación”, y se llamó así a la segregación, por motivo de diferenciación de raza, de negros respecto a blancos. Estuvo en vigor hasta 1992 e imponía el uso de lugares separados, habitacionales, de estudio, de ocio, el uso del voto solo para los blancos, y la prohibición de relaciones sexuales y matrimonio entre negros y blancos. Antes de 1948 los negros podían votar, aunque con restricciones, pero a partir de ese año se les prohibió hacerlo para favorecer a la raza blanca. Situaciones geopolíticas con estados colindantes hicieron que este régimen decayera en los años noventa. En 1953 se instauraron zonas de segregación en Sudáfrica: playas, autobuses, tres, aviones, taxis, hospitales, escuelas, bancos en los parques públicos, ambulancias, etcétera. Los negros siempre deberían llevar un documento de identidad, denominado “certificado de registro poblacional”, y había ciudades prohibidas para ellos, así como lugares en los que no podían abrir negocios, tampoco podían ser funcionarios. Este sometimiento posibilitaba que, con las fuerzas policiales, se evacuaran a la fuerza decenas de miles de ciudadanos negros para utilizar esos lugares construyendo residencias para ciudadanos blancos.

La palabra “apartheid” se utiliza cuando en una nación se diferencia a un sector de la población con derechos plenos respecto a otro sector de la población con sus derechos restringidos. La segregación racial separa a los grupos raciales en la vida cotidiana, ya sea en restaurantes, cines, baños, colegios o a la hora de comprar o alquilar casas o habitaciones de hotel, y también a la hora de contratación laboral. Estas pulsiones sociales, alimentadas por odio social ordenado, son las que estamos viendo a nivel planetario con motivo del pasaporte Covid. Hasta 1965 la segregación racial estuvo legalizada en EEUU. Históricamente es un comportamiento extendido en ciertos momentos históricos y geográficos. La población negra respecto a la población árabe en la zona del Sahel perdura hoy día, y fue uno de los orígenes del tráfico de esclavos, y entre los mongoles, los bantúes, los aztecas o los alemanes durante el III Reich, se practicó la segregación para con otros grupos étnicos.

Intentemos ahora remitirnos a los hechos.

A mediados de 2020, los siguientes personajes hacían las siguientes aseveraciones. Joe Biden: “Vas a estar bien, no te va a dar el Covid si te vacunas. Si te vacunas no vas a ser hospitalizado, no vas a ingresar en emergencias, y no vas a morir. Si estás completamente vacunado ya no tendrás que usar mascarilla”. Antoni Fauci: “Estas vacunas son altamente efectivas. Cuando la gente se vacuna pueden sentirse seguros de que no se van a infectar”. Una alta funcionaria de EEUU: “Los vacunados no llevan el virus ni se enferman, recibe tu primera dosis, y cuando te toque, recibe tu segunda dosis. Todo el que esté vacunado podrá participar en actividades sociales sin usar mascarillas y sin distancia social”. Bill Gates: “Todo el que recibe la vacuna no solo se protege a sí mismo, sino que reduce la transmisión a otras personas, permitiéndonos volver a la normalidad. Nuestro principal objetivo es detener la transmisión, que los niveles de inmunidad aumenten para que básicamente no te infectes”. Y los mismos personajes, en 2021, cuando las vacunas han resultado un fiasco. Biden: “Lo que las vacunas hacen es prevenir la transmisión”. Bill Gates: “No conseguimos vacunas que bloqueen la transmisión, tenemos vacunas que ayudan a tu salud, pero solo reducen ligeramente la transmisión. Necesitamos nuevas maneras de hacer vacunas”. Antoni Fauci: “El nivel de virus en la nasofaringe de una persona vacunada e infectada es el mismo que en el de una persona no vacunada”. La alta funcionaria, y Bill Gates: “Reportes internacionales, incluyendo Israel, altamente vacunado, sugieren un aumento de riesgo de enfermedad severa entre aquellos vacunados tempranamente… las vacunas de refuerzo pueden ser una parte esencial del régimen que la gente debe llevar… el plan es que todos reciban vacunas de refuerzo … sin duda es una de las mejores inversiones en las que haya yo estado involucrado”.


Ante estas aseveraciones, que son contradictorias, lo previsible hubiera sido una reacción de la masa de vacunados sintiéndose engañados por quienes les empujaron a algo que, definitivamente, no ha sido eficaz, y todo ello sin hablar de los gravísimos efectos secundarios en proporciones de letalidad. La OMS, “World Health Organization”, indica una lista de efectos adversos de vacunas, en www.vigiaccess.org, que el 12 de noviembre de 2021 indicaba para diversos periodos entre 1968 y 2021, en torno a medio siglo de observaciones: la vacuna contra las paperas, 711 casos adversos; contra la rubeola, 2.621 casos adversos; contra el sarampión, 5.827 casos adversos; contra la viruela, 6.891 casos adversos; contra el tétanos, 15.085 casos; contra la hepatitis A, 46.773 casos; contra la Hepatitis B, 104.619 casos; contra la polio, 121.988 casos; contra el Meningococo, 126.412 casos; contra el pneumococo, 234.783 casos; contra la gripe, 272.202 casos. Como curiosidad la OMS indica también que el ibuprofeno ha causado 166.209 efectos adversos, y la aspirina 184.481. La vacuna contra el Covid19 ha provocado en tan solo un año y medio de inoculación, 2.457.386 efectos adversos con decenas de miles de muertos y muchos más casos de enfermedades crónicas graves. El que estadísticamente esto no se tenga en cuenta es mala praxis por parte de los epidemiólogos y estadísticos. Los médicos hacen lo que pueden.

No obstante, si cada quien se vacunó, bien por temor, bien por solidaridad, nada hay que objetar. Se trata del ejercicio de la libertad, y a buen seguro que muchos han sufrido efectos adversos y otros muchos han salvado sus vidas.

La objeción comienza cuando los mismos gobernantes que se han equivocado, no se conoce si por desconocimiento o por mala fe, pretenden seguir vacunando, incluso, a quienes no quieren ser vacunados, sabiendo que con la vacuna no van a resultar inmunes. En ese caso ya se trata de un abuso, o mejor, del comienzo de un abuso que puede terminar con el fin del espíritu de las democracias, conseguido a lo largo del siglo XX.

Por ejemplo, se han revelado varios extremos de los contratos, de transparencia cero, entre la Unión Europea y Pfizer y otras compañías productoras de las vacunas. En esos contratos se excusa a las compañías fabricantes de cualquier indemnización que pudiera pedírseles por efectos secundarios de las mismas. En qué cabeza cabe que un estado protector de sus ciudadanos pudiera admitir eso, y sin embargo, es así y así mismo se admite por todos los que van corriendo a vacunarse, sin la más mínima protesta. Tan solo se observa asombro ante la indefensión.

Es más, no sólo se les exime, sino que se ocultan los datos y la información relevante para conocer bajo qué principios se han fabricado esos sueros vacunales. La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) ha pedido a un juez federal que haga esperar hasta el año 2076 para revelar todos los datos e información en los que se basó para conceder la licencia de la vacuna Covid-19 de Pfizer. Pide ocultación durante 55 años. Más de 30 académicos, profesores y científicos de las universidades más prestigiosas de EEUU han solicitado los datos y la información que Pfizer ha presentado a la FDA para conseguir su licencia. Y la FDA pide negarse, pide esperar 55 años. La FDA ha solicitado al juez que le permita ir revelando a razón de 500 páginas mensuales las más de 329.000 páginas de documentos que Pfizer envió a la FDA para licenciar su vacuna. Por tanto, hasta 2076 no estará completa la solicitud de transparencia solicitada por los investigadores académicos. La FDA tardó 108 días en leer esos documentos que, ahora, pretende entregar a los investigadores en 55 años.

No todos son invectivas falaces contra los no vacunados. Hay intelectuales relevantes como Juan Manuel de Prada, en ABC, o Fernando del Pino Calvo Sotelo, en Expansión, pero vayamos concretamente a la opinión de un ingeniero social, especialista en tecnológicas, expulsado por el algoritmo de Linkedin al publicar abiertamente conclusiones sobre el Covid que no han sido del agrado de esa comunidad dirigida por un pensamiento único. Nos referimos a Alfonso Longo.

Alfonso Longo afirma, en MadridMarcket-Aravaca, que el Covid es “un cisne blanco, una crisis diseñada para provocar cambios, para eliminar derechos fundamentales del individuo y poner en su lugar al bien común. Estamos abrazando el totalitarismo”, y sigue: “Pero ¿de quién? ¿Quién mueve los hilos de este teatro?” Longo asegura que “son cuatro o cinco megafondos, Black Rock, Vanguard, State Street y Fidelity”. Señala sobre todo a Larry Fink, el CEO de Black Rock. Según Longo el modelo que quiere copiar occidente es el de China, el de un orden indiscutible, y el pasaporte Covid es un elemento crucial para conseguirlo. Longo ha sido 20 años consultor y directivo en empresas tecnológicas, se ha dedicado a utilizar la ingeniería social a niveles micro, y señala que lo que está ocurriendo “es el despliegue de un liderazgo autoritario. El día que salió Pedro Sánchez a anunciar el estado de alarma me di cuenta de que algo pasaba. Se veía en el ambiente que era una operación de ingeniería social”. A partir de ahí empezó a investigar. Pensaba que había un error en la gestión, pero se convenció de que se trataba de “un megaproyecto de ingeniería social” a través de patrones que, dice Longo, son de libro: “change managment”, gestión del cambio, cultura organizacional desplegada a una dimensión planetaria. El primer artículo de Longo sobre la deriva autoritaria lo escribió en abril de 2020: “No estamos en una deriva autoritaria, estamos en un estado totalitario global. Estamos en la consolidación de un gobierno global no autoritario sino absolutamente autoritario”, y señala Longo que el futuro es Australia, donde se reconoce el estado autoritario, donde encierran gente en campos de cuarentena, donde sancionan a sus ciudadanos con 5.000 dólares si salen de sus habitáculos, aunque no den positivo, sino que sean sospechosos, donde los policías arrancan los bebés de sus madres si no los vacunan, donde pegan a inválidos porrazos si no llevan la mascarilla dejándolos en grave estado, donde disparan a la multitud por la espalda mientras huye por haberse manifestado sin mascarilla. Longo dice que los campos de cuarentena no son sino campos de concentración que valdrán a futuro para otros objetivos.

Longo advierte: “El pasaporte Covid es el inicio, el caballo de Troya de la implantación al modo chino. Se trata de que todo el mundo tenga una identidad digital en la que haya datos sobre su ideología, actividades, amistades y finanzas… además, con la eliminación del dinero en efectivo y solo con el dinero digital, que estará conectado a la identidad digital, con eso, si uno se porta mal, por ejemplo, con esta conversación, que la controlan con inteligencia artificial, pues automáticamente si fuera a hacer una operación en mi cuenta del banco no podría porque me la habrían bloqueado”. Ese carnet de puntos existe hace ya unos años en China, desde que el Estado instaló allí 200 millones de cámaras para vigilar los movimientos de todos sus ciudadanos. En ese sentido, Alfonso Longo señala que los fondos antes citados, los más grandes del planeta, están dominados por familias cuya trazabilidad es rastreable e histórica, y que tienen conexiones con los bancos centrales de diversos países, que tienen gigantescas influencias en ONU, OMS, etcétera, y son fondos que tienen la particularidad de que no son financieros, sino que intervienen en la gestión de las empresas y dan instrucciones a los consejos de administración, como Larry Fink, que escribe unas especies de encíclicas a sus participadas (Santander, Repsol, Alphabet, Facebook …), para que se adhieran a la Agenda 2030: “En la ingeniería social, tanto en la micro como en la macro, utilizas crisis. Cuando quieres cambiar la cultura, que tiene que ver con cambiar prioridades o valores, conductas, aprovechas una crisis que puedes ser natural o provocada. La Covid es una crisis provocada, diseñada, no hay duda. Esta crisis genera un espacio en el que se puede subvertir valores y se pone como importante algo nuevo, dejas espacio para conductas nuevas, para que la gente acepte cosas que antes no aceptaría. Lo que ha hecho la Covid es remover los derechos humanos, los ha quitado, y ha puesto como valor fundamental el bien común, que es el pilar fundamental del totalitarismo. Es la desaparición de la persona”.

Longo habla de que en sus vídeos hace entrega de curvas epidemiológicas que demuestran que el confinamiento no tuvo ningún efecto positivo, fueron epidemiológicamente inocuos: “No lo digo yo, lo dijo desde el principio una epidemióloga de primera fila mundial, Sunetra Gupta ¿Qué sucede? Que la censura ha sido brutal… Tienes que inundar con información oficial, y tienes que censurar todo lo que cuestiones mínimamente la información oficial”.

El doctor en Ciencias Biológicas, Máximo Sandín, que ha sido profesor de Evolución Humana y Ecología en la Universidad Autónoma de Madrid, en una reciente entrevista, el 21 de noviembre de 2021, en el periódico Puerta de Madrid, advierte de algo angustioso, de las apariciones periódicas de extraños virus quimera, es decir compuestos por partes de virus que infectan distintas especies (hombre, murciélago, pangolín, cerdo, aves…). Dice: “Le explicaré por qué me inquieta tanto. La aparición de una forma espontánea en la Naturaleza de un virus híbrido de dos especies distintas es prácticamente imposible porque existe la llamada barrera de especie. Los virus considerados patógenos son específicos de cada especie. Pero la aparición espontánea de virus compuestos por partes de tres especies es absolutamente imposible y no comprendo cómo la mayoría de los virólogos expertos no lo ha denunciado, aunque algunos que se pueden considerar independientes sí lo han hecho. Para que se vea más claro veamos algunos casos: El SARS-CoV es el coronavirus que causó en 2003 la epidemia del Síndrome respiratorio agudo grave, en los países del sudeste asiático. Se detectó por primera vez en la provincia de Gaundong (China) en noviembre de 2002 y se propagó a más de 30 países, causando un total de 8.098 contagios en todo el mundo y 774 muertes, la mayor parte en China. Según los científicos el SARS tenía secuencias humanas, de civetas y de murciélagos. Otro caso informativo: El síndrome respiratorio de Oriente Medio es una enfermedad respiratoria grave causada por el coronavirus identificado como MERS-CoV y fue informada por primera vez en septiembre de 2012 en Arabia Saudita. En octubre de 2015 se habían registrado 1.523 casos en todo el mundo, con 544 muertes. El virus estaba compuesto de secuencias humanas, de murciélago y de camello. Un dato muy interesante y muy informativo es que ambos virus fueron haciéndose cada vez menos agresivos hasta que, al parecer, han desaparecido. El motivo es que los virus construidos artificialmente son inestables, y en los procesos de replicación van perdiendo las secuencias introducidas hasta quedar inactivados. El último, por ahora (según se nos amenaza) es el SARS-CoV2, con secuencias de murciélago, pangolín y humano. Parece que éste ha salido más agresivo, al parecer por las secuencias humanas utilizadas, aunque cabría esperar que su final fuese semejante a los anteriores, es decir, que se inactive. La elaboración de virus quimera es muy laboriosa. Este tipo de manipulaciones se hace comúnmente en laboratorios de alta seguridad bajo el pretexto de prever apariciones de nuevos virus e, incluso, para elaborar vacunas.

Es decir, así como está bastante claro que el paso y la mezcla de virus entre especies en la Naturaleza no es posible, y mucho menos entre tres, por muchos animales que se hayan comido a lo largo de milenios, la producción de virus híbridos en laboratorio se puede hacer y se ha hecho. Y lo que más me inquieta es que todo esto, es decir, la aparición repetida de algo tan improbable como estos virus quimera lleva a la conclusión de que no ha sido por accidente… o asumes que estos extraños virus se producen repetidamente al azar en la Naturaleza y te limitas a aguantar y esperar al próximo, o te enfrentas al hecho de que alguien o algunos están produciendo estos virus con alguna oscura intención, con lo que te adentras en el campo de lo que se ha denominado conspiranoico, término que abarca para calificar desde los partidarios de la Tierra plana hasta a científicos prestigiosos cuando sus opiniones se salen del carril establecido. La interesante cuestión es que las explicaciones de los científicos que apoyan el origen natural del SARS-CoV2 se basan en asunciones y suposiciones… mientras que los argumentos de los científicos que hablan de un virus de laboratorio, como pueden ser el Premio Nobel Luc Montagnier, la doctora Judy Mikovits o la doctora Martínez Albarracín, entre otros, se basan en datos rigurosamente científicos. Otra curiosidad; los científicos citados comparten (compartimos) la condición de jubilados, es decir, nuestras opiniones no están condicionadas por ningún tipo de autoridad académica o empresarial”.

La conspiración y la conspiranoia son los dos extremos perceptivos de los hechos sociales que, de forma oscurantista, parecen cambiar el curso tranquilo de la historia. Se utiliza últimamente el término para fustigar las razones de quienes no comulgan sin rechistar con el pensamiento único gubernamental. La mera existencia de agencias gubernamentales denominadas de Inteligencia, cuya labor de espionaje y manipulación cuenta con fondos reservados y con absoluto oscurantismo durante 50 años en casi todos los estados del mundo, exige de la mente más dormida de los individuos, un tanto de sospecha. Pensar que todo es en bien de los ciudadanos, sin fallos, es una negligente ingenuidad intelectual.


En filosofía y epistemología, fue Karl Popper quien estudió y citó la teoría conspirativa en su obra “La sociedad abierta y sus enemigos”, donde explica que el totalitarismo del siglo XX estuvo fundado en tales teorías, nutridas de complots imaginarios y paranoias, y nos recuerda que la conspiración formaba parte de la propia actividad política de la Atenas clásica, y la considera dentro de los “fenómenos sociales típicos”. En el contexto epistemológico de Popper las conspiraciones no son falsables y, por tanto, no son científicas.

Por tanto, decir que alguien es conspiranoico o pseudocientífico, porque sí, solo depende eficazmente del foro desde el que se emita ese juicio: si lo es desde la comunidad científica preponderante en ese momento, o si lo es desde el gobierno gobernante en ese momento, o si lo es desde un “mass media” exitoso en ese momento. La teoría de la conspiración y sus oponentes no manejan una verdad, sino el éxito de un aserto, en cuya lucha gana, por selección, el más fuerte, no el que disponga de la verdad pura.

Luego está la factura ovejuna, o de enjambre, del ser humano. Sociobiológicamente el ser humano es individualmente débil, está hecho para actuar en sociedad desde su nacimiento, es de entre los mamíferos el que necesita mayores cuidados, durante meses y años, para llegar a poder sobrevivir como individuo. Y esos cuidados lo socializan al punto de convertirlo en un ser habituado a las reglas de una colmena, un ser que vive y sobrevive en un medio ambiente conspirativo. En ese sentido está sometido a todo tipo de sesgos epistémicos y falacias para poder comprender la realidad conforme a lo que le dictan desde su entorno social.

Las teorías conspirativas, pues, se utilizan como expresiones menospreciativas para teorías alternativas a las oficiales, y que atribuyen su causa a la acción secreta de grupos poderosos y ocultos. Ése es el patrón argumentativo y racional. Lo que pretende la institución gubernamental es, por ejemplo, que todos los ciudadanos crean que a Kennedy lo mató alguien que pasó por allí con un fusil de mira telescópica y le dio por ello. La tendencia de los gobernantes es la de ocultar a la población el motivo de las cosas, y que acate. Este es el principio de todo gobernante, que incluye el ataque a la individualidad perpetrado por quienes han de cuidar su posición de abeja reina.

Esta es una parte de la conspiración. La otra no hace falta enumerarla porque la advertimos todos los días, las 24 horas, en todos los “mass media” no digitales, subvencionados por los gobiernos, y en los discursos de los políticos de multitud de países, pero sobre todo se detecta si advertimos que los ataques no se basan en argumentos sino que están llenos de falacias como la “ad hominem”, la “ad verecundiam” o la “ad baculum”: los políticos y sus pseudoexpertos y expertos celebran exageradamente estos tratamientos y minimizan u ocultan los riesgos; las masas siguen hipnóticamente las imágenes de los gobernantes cuando se vacunan; quienes no se vacunan son acosados, calumniados, burlados, censurados, enviados al ostracismo, tildados de conspiranoicos, egoístas, asesinos, no preocupados por los ancianos, y de que si no se vacunan deberían quedarse en sus hogares para siempre, amenazados y despedidos de sus empleos, incluidos médicos y personal sanitario, testigos de reacciones y muertes después de ser aplicadas las vacunas; las firmas de protocolos para luchar contra el virus en algunos países con la población globalmente vacunada, como Israel, lo son para 30 años, sin embargo no se publican, pero el gobierno sí está facultado para compartir los datos personales de los vacunados e infectados con empresas biotecnológicas extranjeras.

Ha comenzado a operar con fuerza, desde las instituciones de casi todos los países del planeta, la falacia del ridículo (a punto de convertirse en la técnica soviética de encerrar al disidente por enfermo psiquiátrico) para con una comunidad científica numerosísima en la que se incluyen decenas de miles de médicos y biólogos, en el mejor ejemplo de lo que es una teoría de la conspiración jaleada desde unos comportamientos gubernamentales perfectamente coordinados para eludir la transparencia por la vía de abatir todos los muros que los derechos humanos han construido para defender al individuo de la ferocidad de los gobiernos, es decir, de las abejas reina.

Y ya se expande la marca de la bestia, el nuevo “Ahnenpass”, el pasaporte nazi de pureza racial, el certificado para el “Apartheid”. Por ahí se empieza, y no se sabe dónde se termina. Ya estamos a punto de cantar: “La démocratie est morte! Vive la démocratie!“. Pero no perdamos la esperanza, y esperemos que, de nuevo, ganen los buenos y la libertad.

Juan Ezequiel Morales
(Visto en http://espiral21.com/)

LA VERDAD CUYA DIFUSIÓN HACE QUE TE CIERREN LA CUENTA EN FACEBOOK


HASTA ELLOS RECONOCEN QUE IGUAL NO ES TAN BUENA IDEA




Este vídeo es del año pasado. El doctor Fauci le dice a Mark Zuckerberg:

"Esta no sería la primera vez, si sucediera, que una vacuna que inicialmente parecía buena y segura, a la hora de la verdad pone a la gente más enferma. Tenemos la historia de las vacunas infantiles para virus respiratorio que, paradójicamente, les ponía más enfermos.

Y también hace unos años con la vacuna para el VIH (sida) que de hecho hizo a la gente más proclives a infectarse".

lunes, 27 de diciembre de 2021

MÁS EFECTOS ADVERSOS PRODUCIDOS POR LA INOCULACIÓN GÉNICA EXPERIMENTAL QUE VENDEN COMO "VACUNA"



Aquí enlazo 16 estudios que reportan efectos adversos de las "vacunas" Covid-19, que son más que suficientes para declarar el pase COVID como una imposición criminal, al someter a la población a un experimento sin garantías ni demostración científica de que suponga ningún tipo de beneficio.

1) Complicaciones cardiovasculares de las vacunas SARS-CoV-2: una visión general. https://link.springer.com/article/10.1007/s40119-021-00248-0

2) Imagen e histopatología en un hombre joven que presenta miocarditis linfocítica fulminante y choque cardiogénico después de la vacunación del ARNm. https://casereports.bmj.com/content/14/11/e246059

3) La miopericarditis aguda después de la inyección intravenosa de la vacuna de ARNm COVID-19 difiere de la miocarditis viral. https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab980/6443709

4) Aumento significativo de riesgo de miocarditis/pericarditis aguda después de la vacunación de Comirnaty (Pfizer) entre los adolescentes chiso, especialmente después de la segunda dosis. https://academic.oup.com/cid/advance-article-abstract/doi/10.1093/cid/ciab989/6445179?redirectedFrom=fulltext

5) Miocarditis asociada a la vacunación contra la COVID-19 en tres hombres adolescentes. https://www.mp.pl/paim/issue/article/16160/

6) Encefalitis autoinmune después de la vacunación ChAdOx1-S (AstraZeneca) https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10072-021-05790-2

7) Reactivación de la vasculitis IgA después de la vacunación contra la COVID-19 https://casereports.bmj.com/content/14/11/e247188

8) Trombocitopenia inmune trombótica complicada inducida por vacunas a largo periodo: informe de un caso. https://www.mdpi.com/2076-393X/9/11/1344/htm

9) Un pre-print sobre: Síndrome del "mimetismo de Covid-19 inducido por la vacuna": dan lugar a variantes de proteínas Spike que pueden causar eventos tromboembólicos en pacientes inmunizados con vacunas basadas en vectores. https://www.researchsquare.com/article/rs-558954/v1

10) La tiroides como objetivo del síndrome de autoinmunidad/inflamatoria adyuvante a causa de la vacunación SARS-CoV2 basada en ARNm: de la enfermedad de Graves a la tiroiditis silenciosa. https://link.springer.com/article/10.1007/s40618-021-01707-0

11) Un caso de Púrpura trombocitopénica idiopática después de la dosis de refuerzo de la vacuna BNT162b2 (Pfizer-Biontech) COVID-19. https://www.cureus.com/articles/73722-a-case-of-idiopathic-thrombocytopenic-purpura-after-booster-dose-of-bnt162b2-pfizer-biontech-covid-19-vaccine#

12) Parálisis de piernas después de la vacunación de AstraZeneca COVID-19 diagnosticada como amiotrofia neurálgica del plexo lumbosacro: informe de un caso. https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/03000605211056783

13) Miopericarditis con disfunción ventricular izquierdo significativo después de la vacunación contra la COVID-19: informe de un caso. https://www.amjcaserep.com/abstract/full/idArt/934066

14) Foveolitis aguda después de la vacunación contra la COVID-19 https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/09273948.2021.1993270?needAccess=true&journalCode=ioii20

15) Neumonía eoxinofílica aguda después de la vacunación de vacunas ARNm COVID19: informe de un caso. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8594056/

16) Psicosis aguda a causa de la encefalitis del receptor anti-M-metil D-aspartat después de la vacunación contra la COVID19: informe de un caso. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8599934/

(Fuente: https://t.me/biologosporlaverdad)

LA EFICACIA COMUNICATIVA DEL GOBIERNO DE ESPAÑA


LA “CIENCIA”, VERSIÓN PEDRO SÁNCHEZ Y SUS PALMEROS



La ciencia, según Pedro Sánchez, es hacer algo o aparentar hacer algo cuando no sabe qué hacer, pero cree que debe hacer algo tomando decisiones y sus opuestas sin ningún estudio científico ni comité de expertos independiente que avale una cosa o la contraria.

▪️ 6 DE ABRIL DE 2020:

“NO ES NECESARIO QUE LA POBLACIÓN USE MASCARILLAS. No es una opinión nuestra, es una opinión que ha expresado la OMS y otros países. Es importante que la población no asuma mecanismos de protección que no tienen sentido”

Fernando Simón
(Sigue al frente del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias de Sanidad)

▪️ 9 DE JUNIO DE 2020:

El gobierno de España aprueba por Decreto-ley la obligatoriedad del uso de mascarilla siempre que no haya distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros

▪️ 18 DE MARZO DE 2021:

El congreso de los Diputados aprueba el Proyecto de Ley presentado por el gobierno para que el uso de la mascarilla resulte obligatoria en cualquier espacio público aunque haya distancia interpersonal de 1,5 metros

▪️ 27 DE JUNIO DE 2021:

"Tomamos la medida, y lo digo con una sonrisa, de liberar a la población de llevar la mascarilla en aquellos espacios al aire libre, al exterior, donde SABEMOS QUE LA TRANSMISIÓN DEL VIRUS ES PRÁCTICAMENTE INEXISTENTE"

Carolina Darias
(Ministra de Sanidad)

▪️ 22 DE DICIEMBRE DE 2021

“EL USO DE LA MASCARILLA EN EXTERIORES SERÁ OBLIGATORIO”

Pedro Sánchez
Presidente del gobierno de España

Necesitamos respirar. El uso de la mascarilla al aire libre es completamente absurdo, y muy discutible en interiores. No hay evidencia ninguna de que con la mascarilla se evite la transmisión.

(Fuente: https://t.me/ElContrafuerte)

domingo, 26 de diciembre de 2021

ASÍ SE GESTÓ EL SISTEMA DE ESCLAVITUD “LEGAL” (3ª Parte)



Los Venecianos asistieron a la creación de la Primera Acta Cestui Que Vie de 1.540, para usar esta Bula Papal como la base de la autoridad Eclesiástica de Enrique VIII de Inglaterra. Esta Corona fue secretamente otorgada a Inglaterra en la colección y “cosecha” de almas perdidas.

La Corona fue perdida en 1.816 debido a la bancarrota deliberada de Inglaterra, y otorgada a la “Barra del Templo” el que llegó a ser conocido como “Barra” de la Corona o simplemente la Corona.

Las Asociaciones B.A.R. (“British Accredited Registry” o “Registro de (Abogados) Acreditados Británicos”) desde entonces han sido responsables de administrar la “cosecha” de las almas de los extraviados y malditos, incluyendo el registro y recolección de certificados bautismales representando las almas recolectadas por el Vaticano, y almacenadas en sus bóvedas.

La tercera Corona está representada por el Tercer Fideicomiso Cestui Que Vie creado cuando un niño es bautizado. Es el otorgamiento por parte de los padres del certificado de Bautismo -título para el alma- a la iglesia o Registro.

Por lo tanto, sin el título legal sobre el alma de uno se nos negará legitimación legal y seremos tratados como cosas, cargas sin almas, sobre las cuales la BARRA es ahora legalmente capaz de imponer la Ley Marítima.

El Fideicomiso Cestui Que Vie

Un Fideicomiso Cestui Que Vie es un concepto ficticio. Es un Fideicomiso (o Bono) Testamentario Temporal, creado primero durante el reinado de Enrique VIII de Inglaterra a través del Acta Cestui Que Vie de 1.540 y actualizado por Carlos II a través de el Acta Cestui Que Vie de 1.666, en la cual un Estado podría ser afectado para el Beneficio de una Persona presumiblemente perdida o abandonada en el “mar” y, por tanto, asumida como “muerta” después de siete años.

Presunciones adicionales por las cuales un Fideicomiso podría estar formado, fueron agregadas en los estatutos posteriores para incluír: bancarrotas, secundarios, incapacitados, hipotecas y empresas privadas.

El propósito original de un Fideicomiso Cestui Que Vie fue formar un Estado temporal para el beneficio de otro debido a algún evento, estado de asuntos o condición que les evitaba reclamar su estatus de vivo, competente y presente, ante una autoridad competente.

Por consiguiente, cualquier reclamo, historia, estatutos o argumentos que se desviaran en términos del origen y la función de un Fideicomiso Cestui Que Vie, como es pronunciado por esos cánones, es falso y automáticamente nulo e inválido.

Un beneficiario bajo el Estado podría ser o un Beneficiario o un Fideicomiso Cestui Que Vie. Cuando un Beneficiario pierde el beneficio directo de cualquier Propiedad del Estado superior depositado en un Fideicomiso Cestui Que Vie a su nombre, él no “posee” el Fideicomiso Cestui Que Vie, sino que él es únicamente el beneficiario de lo que esos Fideicomisarios del Fideicomiso Cestui Que Vie eligen estipular.

Como todos los Fideicomisos Cestui Que Vie son creados sobre una presunción, basada en el propósito original y función, tal Fideicomiso no puede ser creado si puede ser probado que aquellas presunciones no existen.

Desde 1.933, cuando un niño nace en un Estado bajo la ley Romana inferior, tres Fideicomisos Cestui Que Vie son creados bajo ciertas presunciones específicamente diseñadas para denegar, para siempre, cualquier derecho de Propiedad Real del niño, cualquier Derecho para ser libre, y cualquier Derecho de ser conocido como hombre o mujer, sino que una criatura o animal, al reclamar y poseer su Alma o Espíritu.

Los Ejecutores o Administradores del Estado superior voluntaria y deliberadamente:

1. Transfieren los títulos benéficos del niño, como Beneficiario, dentro del Primer Fideicomiso Cestui Que Vie … en la forma de un Número de Registro al registrar el Nombre, por consiguiente también creando la Persona Corporativa (Personalidad Jurídica) y denegando al niño cualquier derecho a la Propiedad Real; y

2. Reclaman al bebé como propiedad (bien mueble) para el Estado.

El contrato de bebé esclavo es creado entonces al honrar la antigüa tradición de ya sea poner la impresión de los pies sobre el registro de nacimiento vivo o una gota de su sangre, tanto como al engañar a los padres a firmar entregando al bebé a través de significados legales engañosos sobre el registro de nacimiento vivo, el que es una nota promisoria convertida en un BONO ESCLAVO, vendido a la reserva de la banca privada del estado y luego traspasado a un segundo y separado Fideicomiso Cestui Que Vie, por niño, poseído por la banca.

Cuando las notas promisorias alcanzan su madurez y el banco es incapaz de “embargar” al niño esclavo, es emitido legalmente un gravamen marítimo para “rescatar” la propiedad perdida y es monetizado como dinero emitido en serie contra el Fideicomiso Cestui Que Vie.

3. Reclaman el alma del niño a través del Certificado de Bautismo.

Desde 1.540 y la creación de la primera Acta de Fideicomiso Cestui Que Vie, derivando su poder a partir de la Bula Papal del líder del Culto Romano, Papa Paulo III, cuando un niño es bautizado y es emitido un Certificado de Bautismo, los padres han regalado, otorgado y traspasado el alma del bebé a un “TERCER” Fideicomiso Cestui Que Vie poseído por el Culto Romano, el que ha mantenido su valiosa propiedad en sus bóvedas desde entonces.

Desde 1.815, esta tercera Corona del Culto Romano y tercer Fideicomiso Cestui Que Vie representando la Propiedad Eclesiástica, ha sido manejado por la BARRA como la “Galla” reconstituída responsable de cosechar las almas como Segadores Lúgubres.

Cada Fideicomiso Cestui Que Vie desde 1.933, representa una de las tres Coronas, representando las tres reclamaciones de propiedad del Culto Romano:

1. La Propiedad Real (posesiones sobre la Tierra del esclavo)
2. La Propiedad Personal (el cuerpo del esclavo)
3. La Propiedad Eclesiástica (el alma del esclavo)

Cada uno corresponde exactamente a las tres formas de ley disponibles para la Galla de las Cortes/Tribunales de la BARRA:

La ley de empresa comercial (donde el juez es el “terrateniente”)
El canon de ley marítima (donde el juez es el banquero) y
La ley Talmúdica (donde el juez es el sacerdote).

¿Cuál es el verdadero poder de un juez en el Tribunal?

Dado lo que ha sido revelado sobre las bases de la Ley Romana, ¿Cuál es el verdadero poder oculto de un juez cuando enfrentamos un tribunal? ¿Es su conocimiento superior del proceso y procedimiento o de magia? ¿o es algo más simple y lejos más obvio?

Es desafortunadamente así de tanto el entusiasmo sobre los Estados y Ejecutores que deliberadamente no han revelado que un Estado, por definición, tiene que pertenecer a un Fideicomiso, para ser específicos, un Fideicomiso Testamentario o Fideicomiso Cestui Que Vie.

Cuando recibimos un documento legal o tenemos que presentarnos en la corte, son estos mismos Fideicomisos Cestui Que Vie que tienen nuestros derechos convertidos hacia la propiedad contenida dentro de ellos.

En lugar de ser el Fideicomisario o el Ejecutor o el Administrador, somos meramente el Beneficiario de cada Fideicomiso Cestui Que Vie, otorgado sólo el uso benéfico e igualitario de cierta propiedad, nunca el título legal.

De modo que si el Sistema Legal Romano asume que somos meramente el beneficiario de aquellos Fideicomisos Cestui Que Vie, cuando vamos a la corte ¿quién representa al Fideicomisario y Oficina del Ejecutor?

Todos sabemos que todos los casos están basados en la discreción del juez el que a menudo desafía procedimientos, estatutos y máximas de la ley.

El juez es el Nombre real y legal. El juez es el fideicomiso en sí. Nosotros somos la imagen espejada para ellos, el fantasma, el muerto.

Es alta hechicería, truculencia y subterfugio que ha permanecido “legal” demasiado tiempo.

(Fuente: http://elindagador.cl/)