lunes, 31 de mayo de 2021

TERRORISMO BIOSANITARIO: LA FALSA "VACUNA" PERPETUARÁ LA PLANDEMIA



Retrospectivamente, esto parece obvio: el virus es casi inofensivo, pero la proteína de espiga que transporta es la "carga útil", extremadamente peligrosa.

Para iniciar la plandemia, el estado profundo de la vacuna probablemente liberó partículas de proteína de la espiga en la ciudad de Nueva York. Y para perpetuarla, introdujeron partículas de proteínas de espiga en las vacunas y ahora están inyectando a la gente con estas partículas mortales que causan coágulos de sangre y muertes.

La industria de las vacunas ha convertido el bioterrorismo en su principal modelo de negocio

Las próximas "vacunas de refuerzo", están diseñadas para mantener la proteína de la espiga en circulación, asegurando que la gente siga enfermando para que las empresas de vacunas puedan ganar más dinero con la enfermedad y el miedo. El conjunto de su modelo comercial requiere ahora una inyección repetida con partículas de proteínas que propagan la enfermedad y la muerte. De todos los que mueran se dirá que han muerto "de covid", mientras que de todos los que vivan se dirá que han sido "salvados por la vacuna".

Sin embargo, la vacuna es la pandemia. La vacuna contiene la proteína de la espiga, y este hecho es admitido abiertamente incluso por el gobierno de Connecticut, todos los fabricantes de vacunas y los medios de comunicación oficiales. Todos ellos confirman que las vacunas contienen la proteína de la espiga:


.
Ayer presenté una hora de la emisión de War Room, sustituyendo a Owen Shroyer en InfoWars, y expliqué aún más:


Ya sabemos que la Big Pharma fabrica partículas de proteína de la espiga. Tienen que fabricarlas para insertarlas en las vacunas, obviamente, así que tienen un proceso para sintetizar en masa las partículas de proteína de la espiga.

Estas mismas partículas tóxicas podrían cargarse fácilmente en drones y liberarse sobre cualquier ciudad en forma de aerosol. También podrían verterse en el suministro de agua, rociarse sobre los cultivos alimentarios o liberarse en entornos interiores concurridos como el metro, las estaciones de tren o los teatros.

Todas las persona afectadas por la proteína de la espiga serían diagnosticadas como "positivas" de covid, a través los tests PCR, y los medios de comunicación pueden utilizar esto para clamar histéricamente más vacunas, confinamientos y máscaras. Esto significa que cada vez que los controladores quieran bloquear la sociedad y exterminar a más personas con una vacuna, simplemente tienen que liberar más partículas de la proteína de la espiga.

Cuando las personas desatentas se apresuran a ir a las farmacias para vacunarse, se les inyectan aún más proteínas de la espiga, que luego se propagan a otras personas a través de la transmisión.

Y cuando las personas reciben vacunas de ARNm, sus cuerpos se convierten en fábricas de proteínas de la espiga. Todo esto es por diseño, y es admitido abiertamente por los fabricantes de vacunas de ARNm. Se jactan de cómo su tecnología dirige su cuerpo para fabricar proteínas de espiga en su propia sangre. Así es como la vacuna de ARNm "funciona", afirman.

Por lo tanto, la industria de las vacunas ha convertido a las víctimas humanas en fábricas de armas biológicas ambulantes.

Si usted o yo soltáramos un cubo de partículas de proteínas de la espiga en un estadio de fútbol, nos detendrían y nos acusarían de bioterrorismo. Pero cuando la industria de las vacunas se apropia de las células de tu cuerpo y convierte todo tu organismo en una fábrica de armas biológicas de proteínas de la espiga, eso se llama "ciencia", no bioterrorismo.

Vivimos en una época en la que la "ciencia" y la "medicina" operan como organizaciones bioterroristas, construyendo y liberando armas biológicas mortales mientras se las inyectan a la gente con el pretexto de la "salud pública". Esto es más que una locura; es criminalmente malvado. Las personas que están detrás (Gates, Fauci, etc.) deberían ser arrestadas, acusadas de crímenes contra la humanidad y sometidas a juicios criminales al estilo de Nuremberg.


Mike Adams
(Fuente: https://www.vaccinedamage.news/; visto en http://www.verdadypaciencia.com/)

EL NIVEL DE LA PROPAGANDA DE LA "VACUNA" AVERGONZARÍA AL MISMÍSIMO GOEBBELS



Los laboratorios de ingeniería social movilizan sus arsenales para desarmar anímicamente a los potenciales disidentes. Para ello, cuentan con el apoyo de sus "expertos" y sus universidades.

Así, la Universidad de Yale llevó a cabo en 2020 un estudio en 4.000 personas sobre la efectividad de los mensajes para lograr que las personas se vacunen contra el Covid.

He aquí algunos ejemplos de los mensajes -tramposos e infantiles- que se han testado con el ánimo de influir sobre personas sugestionables:

- “Imagine la culpa que sentirá si no se vacuna y propaga la enfermedad” (cuando quienes la están propagando son los vacunados).

- “Quien rechaza la vacunación no comprende cómo se propagan las infecciones o ignora la ciencia" (una "ciencia" tan concluyente que se impone por decreto y evita todo debate que pueda desenmascarar su dogmatismo).

- "Aquellos que optan por no vacunarse contra el COVID-19 no son valientes" (algo tan razonable como "quien no juega a la ruleta rusa no es valiente" o "quien no es capaz de golpearse la cabeza contra un muro no es valiente").

Los mensajes apelan a la "libertad económica", "interés propio", "interés comunitario", "beneficio económico", "culpa", "vergüenza", "ira","confianza en la ciencia" y "valentía".

Mercadotecnia de la culpabilización, en definitiva, que esconde el hecho de que las mal llamadas "vacunas Covid" no son ni eficaces, ni necesarias ni seguras.

(Fuente: https://www.lifesitenews.com/)

Y aquí el resultado de "ser valiente" tal como los programadores sociales quieren que lo entiendas: una mujer que experimenta efectos magnéticos en su organismo acude al vacunódromo donde la inocularon a pedir explicaciones y se encuentra con la siguiente respuesta del enfermero: «Ud. decidió ponersela, es su responsabilidad. Nosotros solo estamos trabajando, pídale explicaciones a los laboratorios. Yo no me la hubiera puesto».


Hala, a seguir creyéndose el cuento.

viernes, 28 de mayo de 2021

EL VIRUS PANDÉMICO QUE NI SIQUIERA EXISTE



Durante el año pasado, he estado recopilando evidencias concluyentes de que nadie ha probado que exista el SARS-CoV-2.

Expliqué que el virus nunca se aisló. De hecho, los investigadores usan la palabra "aislado" justo en el sentido contrario al que la ciencia le da: "Asumimos que tenemos el virus incrustado en una gran cantidad de otro material, y nunca lo extrajimos o purificamos".

Sin aislamiento no se puede hablar de la existencia de un virus.

Expliqué que es imposible extraer la secuencia genética de un virus que nunca se ha encontrado. A menos que, por supuesto, estés mintiendo.

He publicado un artículo en el que el Dr. Andrew Kaufman desarmó, paso a paso, un estudio publicado típico en el que los autores describen cómo "aislaron" el SARS-CoV-2. El Dr. Kaufman redujo esta descripción a pedazos y mostró lo absurda que era.

Cuando se enfrentan a una montaña de pura propaganda camuflada de supuesta ciencia, a la mayoría de las personas les resulta imposible aceptar el hecho de que, en el corazón de la montaña, hay ... NADA!

Absolutamente nada.

"Oh, eso no puede ser. Tiene que haber ALGO, y el algo debe ser un virus ".

Esto es como cuando un niño dice: "Tiene que haber un fantasma en el armario todas las noches cuando me voy a dormir".


¿Todo ese miedo y no hay nada?.

Pero en el universo médico, en realidad hay varias instituciones enormes que no se basan en nada.

Aquí hay uno: PSIQUIATRÍA.

La Biblia oficial de la profesión psiquiátrica, el DSM, enumera, describe y etiqueta unos 300 trastornos mentales diferenciados y caracterizados.

Si explora la "Biblia", notará que NINGUNO de estos trastornos mentales tiene una prueba de laboratorio definitoria. Ni análisis de saliva, sangre, cabello, orina, ... ni escaneo cerebral, ni ensayo genético. NADA.

Sí, la gente tiene problemas, traumas. La gente experimenta sufrimiento y dolor. Pero eso es muy, muy diferente de dividir arbitrariamente todo ese sufrimiento en 300 categorías académicas y clínicas llamadas "trastornos mentales".

Y además de la asombrosa estafa científica, los pacientes que son diagnosticados reciben drogas tóxicas, algunas de las cuales los empujan al borde del suicidio y el asesinato.

Todo basado en una nada científica.

(Una advertencia: la abstinencia repentina de las drogas psiquiátricas puede ser muy peligrosa, incluso potencialmente mortal. La abstinencia debe hacerse gradualmente, supervisada por un profesional atento que sepa lo que está haciendo.)

En un episodio de PBS Frontline, ¿Existe el TDAH?, el Dr. Russell Barkley, un eminente profesor de psiquiatría y neurología en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts, explicó sin querer el fraude.

ENTREVISTADOR DE PBS: Los escépticos dicen que no hay un marcador biológico, que el [TDAH] es la única condición en la que no hay análisis de sangre y que nadie sabe qué lo causa.

BARKLEY: Eso es tremendamente ingenuo y muestra un gran analfabetismo sobre la ciencia y las profesiones de la salud mental. Un trastorno no necesita un análisis de sangre para ser válido. Si ese fuera el caso, todos los trastornos mentales serían inválidos ... No existe una prueba de laboratorio para ningún trastorno mental en este momento en nuestra ciencia. Eso no los invalida.

Oh, de hecho, eso los invalida. Total y completamente. Los 300 trastornos mentales. Porque no existen pruebas definitorias de ningún tipo que respalden el diagnóstico.

Estamos ante una ciencia que no es una ciencia. Eso se llama fraude. Fraude en toda regla.

Aquí hay una noticia más: la llamada teoría del "desequilibrio químico" de las enfermedades mentales está muerta.

El Dr. Ronald Pies, editor emérito en jefe del Psychiatric Times, descartó la teoría en la edición del 11 de julio de 2011 del Times con esta asombrosa admisión:

"En verdad, la noción de 'desequilibrio químico' fue siempre una especie de leyenda urbana, nunca una teoría propuesta seriamente por psiquiatras bien informados".

Boom. Jaque mate.

Sin embargo ... ¿leyenda urbana? No. Durante décadas, toda la base de la investigación de medicamentos psiquiátricos, la prescripción de medicamentos y la venta de medicamentos ha sido: "estamos corrigiendo un desequilibrio químico en el cerebro".

El problema era que los investigadores nunca habían establecido unos parámetros de normalidad para el equilibrio químico. En consecuencia, estaban disparando en la oscuridad. Peor aún, estaban fingiendo una teoría. Fingir que sabían algo cuando en realidad no lo sabían.

En su artículo de 2011 en Psychiatric Times, el Dr. Pies intenta proteger a sus colegas de la profesión psiquiátrica con este fatuo comentario:

“En los últimos 30 años, no creo haber escuchado a un psiquiatra tan informado y capacitado hacer una afirmación tan absurda [sobre el desequilibrio químico en el cerebro], excepto quizás para burlarse de él ... la imagen del 'desequilibrio químico' ha sido promovido vigorosamente por algunas compañías farmacéuticas, a menudo en detrimento de la comprensión de nuestros pacientes ".

Absurdo. En primer lugar, es un hecho que muchos psiquiatras han explicado y explican a sus pacientes que los medicamentos están ahí para corregir un desequilibrio químico.

Y segundo, si todos los psiquiatras bien entrenados han sabido, desde el principio, que la teoría del desequilibrio químico es un fraude ...

... entonces, ¿por qué diablos han estado recetando toneladas de medicamentos a sus pacientes ...

... ya que esos medicamentos se desarrollan bajo la falsa premisa de que corrigen un desequilibrio químico?

La teoría del desequilibrio químico es un fraude.

Toda la rama de la medicina llamada psiquiatría se basa en NADA.

Pero, de nuevo, a la gente le resulta difícil, si no imposible, aceptarlo. Prefieren creer que debe haber ALGO. Eso es lo que quieren creer. Eso es lo que les han enseñado a creer.

"Bueno, ya ves, cada efecto tiene una causa, y esa causa es en realidad el efecto de una causa anterior, y puedes retroceder más y más en la cadena ..."

Y esta idea es de alguna manera la base para asumir que, si se anuncia una pandemia, debe haber un virus.

"Tengo que tener un virus. NECESITO un virus ".

“Le temo al virus. Quiero el virus. Amo el virus ".

Hay todo tipo de variaciones sobre el tema.

“¿La pandemia? Debe haber algo en su núcleo. Debe haberlo ".

NO HAY NADA.

Y si alguien responde con el familiar grito de batalla, "¿Entonces de qué mueren todas estas personas?", He cubierto ese tema de principio a fin en una docena de artículos.

La totalidad de la enfermedad y la muerte atribuidas a la “pandemia” pueden explicarse por múltiples factores (no uno), y ninguno de esos factores involucra un virus.

"Si la gente muere es porque hay un virus" es tan convincente como "el aumento de la mortalidad, sea cuál sea la causa, es debido a accidentes aéreos".

Tan seguro como estoy escribiendo esta oración, alguien en algún lugar pensará: "Hmm, aviones que se estrellan. Debería investigar eso …"

Y lo hará. Acabará encontrando aviones que vuelan a través de cuevas subterráneas, transportando pasajeros con la intención de explorar el centro de la Tierra, donde los médicos están produciendo un fármaco de larga duración que prolongará la vida durante 500 años. Pero los aviones están teniendo accidentes.

Ese nivel de fantasía es el mismo que el de "el virus está causando la pandemia".


Jon Rappoport
(Fuente: https://blog.nomorefakenews.com/; traducción: Astillas de realidad)

jueves, 27 de mayo de 2021

TRASTORNOS DE COAGULACIÓN Y «VACUNA» COVID



Incluso una mirada superficial a las redes sociales demuestra que hay tres áreas principales de preocupación en torno a las "vacunas" Covid en este momento: trastornos de la coagulación; menstruaciones anormales; y la posibilidad de que los vacunados estén transmitiendo el material inoculado. Por supuesto, existen otras preocupaciones importantes, entre ellas el daño neurológico tras la recepción de la vacuna, pero, como verá, puede ser consecuencia de una de las otras tres. Actualmente, los gobiernos y las agencias de salud solo reconocen una de estas preocupaciones: los trastornos de la coagulación. Voy a intentar esbozar lo que sabemos sobre ellos.


Trastornos de la coagulación


El problema de los coágulos después de la vacunación con Covid se tomó más en serio cuando apareció un artículo preimpreso en Research Square investigando informes «de algunos receptores de la vacuna que desarrollaron eventos trombóticos inusuales y trombocitopenia».

Los investigadores «investigaron si estos pacientes podrían tener un trastorno protrombótico causado por anticuerpos activadores de plaquetas dirigidos contra el factor plaquetario 4 (PF4), como se sabe que es causado por la heparina y a veces, por otros factores desencadenantes ambientales».

En resumen: algunos de los pacientes fueron positivos para anticuerpos contra PF4 y los autores concluyeron que “La vacuna AZD1222 [AstraZeneca] se asocia con el desarrollo de un trastorno protrombótico que clínicamente se asemeja a la trombocitopenia inducida por heparina pero que muestra un perfil serológico diferente”.


Propusieron llamar a este nuevo problema "trombocitopenia inmunitaria protrombótica inducida por vacunas" (VIPIT). Algo me dice que el nombre se cambiará lo antes posible.

Los conflictos de intereses de los autores incluyeron recibir tarifas del competidor de AstraZeneca, Pfizer. Esto es algo por lo que debemos perdonarlos, ya que cualquier ayuda para resolver este problema es muy necesaria.

Efectivamente, aquí tenemos dos problemas opuestos: trombosis que forma un coágulo que puede bloquear un vaso que suministra sangre a un órgano; y trombocitopenia que reduce la cantidad de plaquetas que se necesitan para formar un coágulo, lo que provoca sangrado, también conocido como hemorragia. Cualquiera de estos problemas puede ser muy difícil de manejar y extremadamente peligroso, incluso letal para el paciente, ¡pero tener ambos al mismo tiempo es de locura!


La combinación de trombosis y trombocitopenia vinculadas a la vacunación contra Covid se está considerando como algo nuevo y muy raro, y si la coagulación ocurre en un órgano vita l… bueno, estamos viendo los resultados: los jóvenes que no deberían estar muriendo, mueren por estas complicaciones.

Al momento de escribir este artículo, Reuters informó:

En una actualización semanal sobre los efectos secundarios de las vacunas COVID-19, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) dijo que había un total de 209 coágulos con recuentos bajos de plaquetas luego de la vacunación con la inyección de AstraZeneca, en comparación con un total de 168 reportados la semana pasada.

Teniendo en cuenta que, en general, se acepta que los eventos adversos no se notifican de manera masiva, eso es muy preocupante.

Coagulación después de la vacunación: ¿una sorpresa?

Si tuviéramos que confiar en las noticias principales y los informes gubernamentales, podríamos creer que los problemas de coagulación con las vacunas Covid eran completamente inesperados y raros.

Sin embargo, las primeras advertencias sobre el trastorno de la coagulación de Astrazeneca se produjeron antes de que se publicara la preimpresión (arriba): y mucho antes de que comenzaran a fabricar las actuales ‘vacunas’ de Covid. Más de una década antes, para ser precisos.

Los sistemas de administración de vectores virales adenovirales que están siendo empleados por Astrazeneca, Sputnik y Johnson & Johnson, por ejemplo, eran conocidos por ser problemáticos en el pasado. En 2007, un artículo de investigación lo expuso muy claramente:

Se ha informado sistemáticamente de trombocitopenia después de la administración de vectores de transferencia de genes adenovirales. Actualmente se desconoce el mecanismo que subyace a este fenómeno. En este estudio, hemos evaluado la influencia del factor von Willebrand (VWF) y la P-selectina en el aclaramiento de las plaquetas después de la administración de adenovirus. En ratones, la trombocitopenia se produce entre 5 y 24 horas después de la administración de adenovirus. El virus activa las plaquetas e induce la formación de agregados plaquetas-leucocitos. Existe un aumento asociado de micropartículas derivadas de plaquetas y leucocitos. La activación de las células endoteliales inducida por adenovirus se demostró mediante la expresión de VCAM-1 en pacientes tratados con virus.

¿Constantemente informado ? ¿En 2007?

En 2007 se supo que el mismo vector utilizado para muchas de las vacunas Covid causaba constantemente trombocitopenia. Pero aparentemente, eso no disuadió a las autoridades reguladoras del Reino Unido de permitir que se lanzara una autorización de emergencia para esa tecnología no solo en la población del Reino Unido sino también en muchos otros países del mundo.

En septiembre de 2020, se publicó otro artículo, "El SARS-CoV-2 se une a las plaquetas ACE2 para potenciar la trombosis en COVID-19", que describía un problema con el SARS-CoV-2:

Nuestros hallazgos descubrieron una función novedosa del SARS-CoV-2 en la activación plaquetaria mediante la unión de Spike a ACE2. La activación plaquetaria inducida por SARS-CoV-2 puede participar en la formación de trombos y respuestas inflamatorias en pacientes con COVID-19.

Específicamente, señalaron:

El SARS-CoV-2 y su proteína Spike estimularon directamente las plaquetas para facilitar la liberación de factores de coagulación, la secreción de factores inflamatorios y la formación de agregados leucocitarios-plaquetarios.

Pero, ¿qué tiene eso que ver con la vacuna?

Este artículo identificó una proteína de pico como factor causal en la coagulación. Y, por supuesto, la mayoría de las vacunas Covid producen una proteína de pico. Las campanas de alarma deberían haber estado sonando con los reguladores, pero no se hizo nada.

También debe tenerse en cuenta que la agregación plaquetas-leucocitos se mencionó en los artículos de 2007 y 2020. ¿Cómo se les ha escapado eso a las autoridades y a los fabricantes de medicamentos?

Pseudovirones

Más preocupante fue el fantástico trabajo de Margo et al, disponible ya en octubre de 2020, en un artículo titulado COVID-19 Severo: Un síndrome de vasculopatía viral multifacética.

Demostraron brillantemente que en los vasos sanguíneos pequeños la proteína de la punta, por sí sola, puede inducir la coagulación al acoplarse en varios tejidos.

Proteína de pico [V]iral sin ARN viral localizada en células endoteliales ACE2 + en microvasos que eran más abundantes en la grasa subcutánea y el cerebro.

Vemos de inmediato una razón por la cual las personas con sobrepeso tienen un mayor riesgo de un peor resultado de la infección por SARS-CoV-2. También recibimos una advertencia profética de lo que vendría después de la vacunación: coágulos cerebrales y muerte.

La Dra. Magro y sus colegas demostraron de manera exquisita que la proteína de pico, incluso en ausencia de ARN viral, podría causar trombosis:

Se concluye que la infección grave por COVID-19 tiene dos mecanismos distintos: 1) una microangiopatía de los capilares pulmonares asociada con una alta carga viral infecciosa donde la muerte de las células endoteliales libera pseudoviriones a la circulación, y 2) los pseudoviriones se acoplan a las células endoteliales ACE2 + más prevalentes en la piel / grasa subcutánea y el cerebro que activa la vía del complemento / cascada de coagulación dando como resultado un estado procoagulante sistémico, así como la expresión endotelial de citocinas que producen la tormenta de citocinas.


El diagrama anterior muestra el virus adhiriéndose al revestimiento interno de los vasos sanguíneos pequeños, provocando una reacción inmunitaria y la destrucción de las células infectadas. Eso da como resultado la liberación de escombros —seudoviriones— que viajan a otras áreas, donde el proceso se repite con algunas modificaciones.

En el cerebro (abajo), esos pseudoviriones libres de virus (incluida la proteína de pico) inducen una respuesta de coagulación iniciada por una parte del sistema inmunológico llamada Complemento. Específicamente, la vía del complemento de lectina de unión a manosa.


El punto clave de este artículo en relación con las vacunas Covid es que la proteína de pico, desprovista de ARN viral, viaja al cerebro y causa la coagulación. Una vez más, en caso de que necesite recordárselo: las vacunas Covid producen un pico de proteína.

Otro artículo de Nuovo et al, titulado Daño de células endoteliales es la parte central de COVID-19 y un modelo de ratón inducido por inyección de la subunidad S1 de la proteína de pico, que también presentaba al Dr. Magro, estuvo disponible en línea desde el 24 de diciembre de 2020.

Concluyó que:

El daño endotelial de ACE2 + es una parte central de la patología del SARS-CoV2 y puede ser inducido por la proteína de la espiga sola … Incluyendo daño neurológico en animales de prueba.

Parece haber un tema común que se desarrolla aquí.

Coágulos resistentes

El viaje no termina ahí: "La proteína pico S1 del SARS-CoV-2 induce fibrina (ogen) resistente a la fibrinólisis; Implicaciones para la formación de microcoágulos en COVID-19":

Aquí sugerimos que, en parte, la presencia de proteína de pico en la circulación puede contribuir a la hipercoagulación en pacientes COVID-19 positivos y puede causar un deterioro sustancial de la fibrinólisis. Tal alteración lítica puede resultar en los microcoágulos grandes persistentes que hemos observado aquí y anteriormente en muestras de plasma de pacientes con COVID-19. Esta observación puede tener una importancia clínica importante en el tratamiento de la hipercoagulabilidad en pacientes con COVID-19.


Traducido de forma imprecisa: La proteína de pico puede contribuir a la coagulación y esos coágulos pueden ser resistentes a que el cuerpo los rompa.

Otro más: La proteína de pico SARS-CoV-2 altera la función de barrera en modelos in vitro de microfluidos estáticos 2D y 3D de la barrera hematoencefálica humana:

[in vitro] evidencia proporcionada sugiere que las proteínas pico del SARS-CoV-2 desencadenan una respuesta proinflamatoria en las células endoteliales del cerebro que puede contribuir a un estado alterado de la función de la BHE. Juntos, estos resultados son los primeros en mostrar el impacto directo que la proteína pico SARS-CoV-2 podría tener en las células endoteliales del cerebro; ofreciendo así una explicación plausible de las consecuencias neurológicas observadas en pacientes con COVID-19.


La proteína de pico no solo puede causar coágulos por sí misma, que bien pueden ser resistentes a romperse, sino que también parece que también puede alterar la barrera hematoencefálica, causando daño neurológico.

Como burlándose de la inteligencia de aquellos que todavía creen en la ciencia, esto, recién publicado, la proteína de pico del SARS-CoV-2 por sí sola puede causar daño pulmonar:

“Estos hallazgos muestran que el ratón genéticamente modificado junto con solo un segmento de la proteína de punta se puede usar para estudiar la lesión pulmonar del SARS-CoV-2”, dijo Solopov. “Podemos utilizar esta herramienta para desarrollar una mejor comprensión de cómo la proteína de pico causa síntomas pulmonares, incluso sin el virus intacto, con el fin de desarrollar nuevos objetivos y terapias para COVID-19”.

Utilizando un modelo de ratón de lesión pulmonar aguda desarrollado recientemente, los investigadores encontraron que la exposición a la proteína pico del SARS-CoV-2 por sí sola era suficiente para inducir síntomas similares al COVID-19, incluida la inflamación severa de los pulmones.

La proteína de pico por sí sola puede estudiarse mientras que por sí sola está causando una lesión pulmonar… ¿Hace esto saltar las alarmas en la comunidad científica?

Un artículo reciente indicó claramente que el riesgo de coagulación de una vacuna Covid es mucho menor que si contrae el SARS-CoV-2. El mensaje es que, teniendo en cuenta el riesgo y la recompensa, todo el mundo debería vacunarse.

Bueno, aquellos que impulsan esa narrativa no tomaron en cuenta que para hacer ese cálculo de riesgo / recompensa, el riesgo en el documento de Oxford debe multiplicarse por el riesgo de ser realmente diagnosticado (oficialmente) con Covid. Una vez hecho esto, el riesgo es mucho mayor para los vacunados.

La siguiente imagen demuestra el éxito de la cosecha actual de vacunas en la producción de proteínas de pico. Las flechas blancas apuntan a proteínas de pico en la superficie celular después de la vacuna Astrazeneca. Se afirmó que esas proteínas de pico inducidas por la vacuna provocan una respuesta inmune para proteger la vida, pero, según la literatura a la que he hecho referencia, ahora deberíamos verlas de manera muy diferente.

En conclusión

En pocas palabras, existe una evidencia abrumadora de que la proteína de pico del SARS-CoV-2 (que también es producida sintéticamente por las vacunas Covid) es una parte central de los mecanismos de morbilidad y mortalidad del SARS-CoV-2 y por lo tanto, también es un riesgo de la vacuna. Con respecto a la coagulación, ese riesgo es mayor si recibe una vacuna.

Los datos demuestran claramente que lo último que habría que hacer es crear una vacuna que produzca una proteína de pico. Como muestra claramente la literatura, causaría un daño significativo, incluidos coágulos cerebrales y la muerte. Y esa literatura, en su mayor parte, estaba disponible antes del lanzamiento de las vacunas Covid al público.

¿Irresponsabilidad en grado sumo o intencionalidad perversa? Decida el lector lo que cabe suponer (nota del "blogger").

Dr. Mike Williams
(Fuente: https://www.globalresearch.ca/;visto en https://trikooba.com/)

miércoles, 26 de mayo de 2021

ESTUDIO DESCUBRE QUE LOS INFECTADOS DE FORMA NATURAL TIENEN MAYOR INMUNIDAD QUE LOS VACUNADOS



Científicos de Israel, uno de los países que mayor cantidad de vacunas administró a su población, realizaron un estudio para analizar la inmunidad de la vacuna Pfizer en personas vacunadas y no vacunadas, y los resultados mostraron que la inmunidad natural que generan las personas que en algún momento se infectaron es ligeramente mayor a las que se vacunaron, reportó Life Site.

Si bien la diferencia de inmunidad entre vacunados y no vacunados no es tan grande, sí plantea la cuestión de por qué gobiernos alrededor del mundo siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias presionan para que la gente se vacune, cuando las personas mismas pueden lograr inmunidad al virus PCCh de forma natural.

La investigación, que duró tres meses, realizada por científicos del Instituto de Tecnología de Israel, el Centro Médico Sheba, la Universidad de Tel Aviv y la Universidad Hebrea de Jerusalén tuvo como objetivo era “evaluar la eficacia de la protección tanto de la infección previa como de la vacunación en la prevención de una infección posterior, la hospitalización, la enfermedad grave y la muerte por COVID-19”.

Los investigadores se enfocaron en cuatro grupos de personas: vacunadas sin haber antes sido infectadas e infectadas, y no vacunadas infectadas previamente y no infectadas.

Los resultados mostraron que la inmunidad natural de una infección previa era del 94,8 por ciento.

Otro dato que arrojó el estudio es que las personas no vacunadas que generan inmunidad naturalmente estaban mejor protegidas y/o preparadas en caso de una reinfección que las personas vacunadas que no habían sido infectadas previamente.

Con respecto a la muerte por el coronavirus, el estudio no presentó datos claros como para hacer una comparación.Sin embargo, de las personas no vacunadas y auto inmunes, solo murió una en el periodo de tres meses, aunque no está claro qué porcentaje representa.

Los datos utilizados en el estudio fueron provistos por el Ministerio de Sanidad y de la Oficina Central de Estadística de Israel que recopilaron información sobre individuos de todo el país, lo que convierte la investigación en la más completa a gran escala que ha explorado la protección natural debida a la infección previa del coronavirus chino.


El estudio concluye que la inmunidad natural del cuerpo humano es más efectiva y ciertamente más segura que las vacunas. Sumado a eso la cantidad de muertes y efectos adversos graves ligados a las "vacunas" experimentales contra el coronavirus, ciertamente han puesto en jaque su supuesta seguridad y eficacia.

(Fuente: https://bles.com/)

P.D.: La Cruz Roja norteamericana reconoce que las personas vacunadas no pueden donar sangre, porque la vacuna destruye completamente sus anticuerpos naturales:

lunes, 24 de mayo de 2021

EL PLAN ES AÚN PEOR DE LO QUE PODRÍAS IMAGINAR ...



Hace solo meses eran teorías de cuatro chiflados con gorros de papel de
alumnio en la cabeza. Ahora hasta los medios generalistas lo reconocen.
Te están convirtiendo en un zombie teledirigido y tú te limitas a mirar la
Televisión. Apágala y reacciona antes de que sea demasiado tarde.

El Dr Pierre Gilbert, francmasón, adelanta en una conferencia en 1995 lo que estamos viendo en 2021: control mental y emocional por "inoculación" y ondas de baja frecuencia. Hace ya décadas que diseñaron una trampa para la cual la única escapatoria es negarte a que te inyecten la nanotecnología que incorporan las "vacunas", y que te convertiría en una antena receptora de instrucciones programadas por la élite y enviadas por control remoto gracias al 5G, la diabólica tecnología que están implementando en todo el planeta. Suena a ciencia-ficción, pero no es la fantasiosa deducción de un conspiranoico enfebrecido, sino algo que UNO DE ELLOS está reconociendo públicamente ("No piensen que es solo una hipótesis ..."), junto a la perversa finalidad de su plan: convertirnos en esclavos zombies sin voluntad. La alusión final a que el genocidio de Ruanda fue posible gracias a esta tecnología provoca escalofríos. ¿Entiendes ahora el empeño por vacunar a toda la población?

ESPAÑA: SE ESTÁ VACUNANDO DE COVID SIN GARANTÍAS, RECETA MÉDICA NI CONSENTIMIENTO INFORMADO



La inoculación de tratamientos experimentales aprobados de urgencia en los así llamados «vacunódromos» instalados a lo largo del país, en estadios, centros de ocio y parques empresariales, citando a los asegurados o trabajadores a través de llamada telefónica, SMS o email de empresa difícilmente puede considerarse ajustada a la ley, dado que incumple diferentes normas.

La ficha técnica de la vacuna Covid-19 (página 17 por ejemplo de la Comirnaty, la de Pfizer) indica bien claro:

"Medicamento sujeto a prescripción médica".

Pero que yo sepa y corregidme si me equivoco, las vacunas Covid están poniéndose sin que un médico las recete: te llega el aviso, te presentas donde te digan y extiendes el brazo; quince minutos de espera por si pasa algo y a casa de nuevo.

Otro requisito que se incumple, por lo general, es facilitar el consentimiento informado del paciente. Este debería ser informado por el médico que realiza la prescripción (previo estudio personalizado, que esa es otra, nota del "blogger") de que la vacuna que va a recibir se realiza bajo una autorización de emergencia otorgada por las agencias reguladoras de fármacos, por lo que hablamos de un tratamiento experimental en el que se solapan la fase cuatro de su estudio y su utilización a gran escala en la población. Por tratarse de un tratamiento aún en pruebas, es posible que se vean afectadas las coberturas de sus seguros médicos o de vida privados según las clausulas de su contrato. De hecho, la aseguradora Bupa, cuya filial en España es Sanitas, no da cobertura sanitaria a los efectos adversos de estas vacunas.

Se desconocen los efectos a medio o largo plazo que puedan resultar perjudiciales para su salud y la de las personas de su entorno. También hay que saber que aún vacunados se puede propagar la enfermedad por lo que la persona inmunizada no estará exenta de las restricciones de salud pública. La vacuna que se le está administrando no es esterilizante (al menos en el sentido sanitario, porque en el reproductivo el usuario puede llevarse una desagradable sorpresa, nota del "blogger"), por lo que puede infectarse y contagiar a otras personas.


Si se encuentra en una región de alta transmisibilidad de la enfermedad, es muy importante que extreme sus cuidados para evitar el contagio, en las primeras semanas tras la administración de la vacuna, periodo en el que se está produciendo la seroconversión.

En el generalmente inexistente consentimiento informado deberían figurar los posibles efectos adversos conocidos. Se desconoce la duración de la protección y es posible que necesite dosis de recuerdo en los próximos meses. No existe precedente en la historia de la humanidad en la que se haya realizado una vacunación masiva, con una vacuna profiláctica, en el seno de una pandemia con alta transmisibilidad de la enfermedad.

En el escenario actual, es posible el desarrollo de nuevas variantes del patógeno y de resistencia del virus a la vacuna. También deberían figurar en ese documento las alternativas terapéuticas a esta vacunación. A título de ejemplo, aquí se puede ver el modelo de consentimiento informado la Comunidad de Madrid, que no se ajusta a la normativa legal por las razones expuestas.

Es muy escueto, apenas cuenta nada. Pero como explico, es que ni siquiera se ofrece a la mayor parte de los vacunados.

Se está vacunando sin receta médica ni consentimiento informado. Como se procede con el ganado.

(Fuente: http://www.migueljara.com/)

P.D.: Añado otra obviedad, que hace notar una comentarista del sensato artículo que reproduzco: la obcecada insistencia en querer vacunar a quien ha pasado ya la enfermedad no se justifica desde ningún punto de vista, sabiendo que dispone de la mejor vacuna posible, que es la inmunidad natural adquirida.

sábado, 22 de mayo de 2021

ALGO MÁS QUE UNA ANÉCDOTA



Esta noticia, que ya ha sido retirada de la página web del medio que la reveló, es la evidencia de que la vacunación masiva está al servicio de un genocidio que debe parar ya. Censuran la evidencia de que la vacuna destroza el cerebro, y, sin embargo, los poderes establecidos siguen insistiendo en que acudas voluntariamente a jugar a la ruleta rusa de la inoculación experimental, como un borrego sin sentido crítico.

La población en la Comunidad Valenciana es de 5 millones de personas, de las que a 18 de mayo se habían vacunado totalmente 718.000. Por tanto, y en base a datos oficiales, no hay ni un 15% de personas con las dos dosis.

Eso quiere decir, que en la ciudad de Nules hay unas 2000 personas vacunadas y un muerto (que se sepa) por causa da la vacuna. Nos da una letalidad de la vacuna de al menos un 0.05%.

Es obvio que las cifras riesgo-beneficio que dan las televisiones son falsas, puesto que la posibilidad de morir por la vacuna es superior a la de morir por el supuesto virus.

0.05% letalidad de la vacuna frente a un 0.02% letalidad del supuesto virus para el que te estás vacunando.

¿Alguien le encuentra la lógica?

(Fuente: https://t.me/supercontagiadores/377)

jueves, 20 de mayo de 2021

¿DE DÓNDE VIENE EL SARS-COV-2?



La pregunta es inevitable: si SARS significa Síndrome Agudo Respiratorio Severo; si organismos internacionales ya han reconocido que no disponen de informes que acrediten la existencia de este agente viral; si biólogos de prestigio como Stefan Lanka han analizado los informes en los que el equipo de Wuhan afirmó que se trataba de un nuevo SARS no pudiendo confirmar su aislamiento; si hay informes recientes que afirman que es una enfermedad vascular ... ¿qué hace la gente usando mascarillas?

El Dr. Bodo Schiffmann explica de forma sintética cómo una conjunción de circunstancias dio lugar a una falsa pandemia: