viernes, 17 de junio de 2022

DESPUÉS DE ENGAÑARTE PARA QUE ENVENENES A TUS HIJOS, AHORA TE CUENTAN LA VERDAD



Cuando comenzaba el verano pasado, si recuerdan, era el momento en el que se iniciaba la vacunación de jóvenes y adolescentes. Imaginamos que no habrán olvidado que, casualmente, justo cuando iba a comenzar la inoculación en esa franja de edad se produjo una de las noticias más aberrantes que se han producido con esto de la farsemia. Un grupo de jóvenes que habían viajado a Palma de Mallorca de viaje de fin de curso fueron secuestrados en un hotel por supuestos casos positivos y fueron tratados como auténticos delincuentes supercontagiadores.

Con este asunto, la prensa oficial hizo lo que lleva haciendo desde hace décadas: comportarse como auténticos criminales y se manipuló la noticia con una clara intención: convencernos a todos de que era urgente que los más jóvenes se vacunaran, aunque no hubiera motivos para ello porque el supuesto virus NO LES AFECTABA.

Gracias a esta farsa, y a otras muchas que se produjeron después, los jóvenes, adolescentes, y posteriormente los niños, fueron llevados a inocularse con un medicamento experimental que, de momento, ya se ha llevado por delante la vida de alguno de ellos y que ahora está provocando, entre otras cosas, esa supuesta hepatitis cuyo origen están buscando “los expertos” subvencionados de las farmacéuticas.

Y ahora, que ya está todo el pescado vendido y que ya han conseguido engañar a todo el mundo, se nos empieza a contar la verdad, demostrando que estamos siendo manipulados por criminales de la peor especie. Y nos encontramos con una noticia publicada por ‘Expansión‘ en la que se nos cuenta lo siguiente: “Los niños no vacunados y expuestos al Covid desarrollan memoria inmune contra el virus”.

Nosotros llevamos meses diciendo todo esto y se nos ha insultado, vilipendiado y perseguido. Se ha utilizado todo tipo de calificativos contra nosotros, en muchas ocasiones incluso por parte de los propios padres que acudieron raudos a envenenar a sus propios hijos. Ahora, que ya está todo hecho y que el oficialismo sabe que no va a conseguir mucho más de lo que ya ha conseguido, empiezan a contarnos la verdad con la intención de que olvidemos lo que publicaban hace poco más de un año.


125 niños muertos, 1.000 discapacitados y 50.000 dañados por la "mara-
villosa" "vacuna" Covid solo en EE.UU. Cifras que crecen cada día. 

Ahora, lo más importante para todos aquellos que han sido engañados es dejar de hacer el imbécil.

No hacía falta ser ningún experto para darse cuenta de que las cosas no cuadraban. No hace falta ser biólogo, virólogo o médico para detectar que en todo esto siempre había gato encerrado. Lo que ha hecho siempre falta es algo de lógica, un poquito de racionalidad y estar pendiente de todo lo que se nos ha contado desde el primer día y la cantidad de contradicciones que ha habido siempre.

(O también puedes seguir legitimando sus crímenes con tu voto, nota del "blogger")

La traición de quienes deberían defender el interés superior del menor
no se justifica, pero se puede entender muy bien: sencillamente, su con-
ciencia es una mercancía a la venta que los traficantes de salud han
comprado. Poderoso caballero es Don Dinero, que decía Quevedo.

(Fuente: https://www.eldiestro.es/; visto en http://www.verdadypaciencia.com/)

4 comentarios:

  1. Menos mal que el Señor no se fiaba de Abraham

    ResponderEliminar
  2. Ni Abraham de "dios" uno está echo a imagen y semejanza del otro... Y así nos va a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, todos los personajes son echados a la literatura, oral o escrita, y siempre encontraremos algún constatador que niegue las figuras literarias

      Eliminar