lunes, 6 de junio de 2022

LA SIGUIENTE DOSIS



Es hora de señalar a los que están mirando para otro lado cuando ven enfermedad y muerte a su alrededor y ayudan a los asesinos a disimular los motivos.

Tú, sí, tú ¿cuánto tiempo más vas a seguir justificando lo que ves? ¿Acaso no te das cuenta de que te están utilizando como colaborador necesario en la matanza de tu familia, amigos, vecinos y compañeros de trabajo?

No te atreves a reflexionar y unirte a los que luchamos por evitarlo porque te resulta una verdad incómoda que no quieres admitir. Estás anteponiendo tu bienestar a la vida de otros.

No te rasgues las vestiduras diciendo una y otra vez “descanse en paz” como si no pasara nada, no pongas cara de pena y acudas a un funeral tras otro sin atreverte a decir lo que todos piensan. No te atrevas, encima, a recriminar a los que sí se atreven, a los que no son tan cobardes como tú y preguntan ¿estaba vacunado?

No, ellos no son tu enemigo, ellos no los mataron, pero tu inacción sí.

Estás ayudando a los asesinos con tu silencio, estás colaborando con el mayor genocidio de la humanidad porque no tienes valor para asumir lo que en el fondo intuyes.

Y la pagas con los que son mejores que tú, como si ellos no fueran lo que tú deberías ser.

Cada vez que lees que una persona murió “tras una larga enfermedad”, o “de forma repentina”, o “se desplomó” o “un viejo cáncer que ya tenía”, o “un nuevo cáncer fulminante” o “accidente de coche inexplicable”, o “accidente doméstico”, etc, estás leyendo los eufemismos que la prensa tiene orden de escribir ante una sola causa, LOS EFECTOS ADVERSOS GRAVES DE LAS FALSAS VACUNAS.

¡No lo sabes! contestas al que te lo dice. Sí, lo sé, porque lo dice la epidemiología, que no es más que la ciencia de los números, esa que nos está avisando a gritos de que todas esas muertes se han multiplicado por 10, por 20 y a veces por 100. Nos lo dice la frase que más están usando a los médicos “no sabemos qué le pasa ni por qué”.

Pruebas y más pruebas, las citas tardan cada vez más porque los médicos envían a los pacientes a hacerse de todo en busca de lo que ya saben pero no pueden decir. Buscan algo en lo que apoyarse, y si no hay nada siempre pueden hablar de estrés, de Covid persistente (que no existe), de mala suerte, de la mala vida que llevamos ... y cuando los muertos son demasiados, el sistema lanza nuevos miedos con nombres de película, fiebres del mono, mosquitos, lo que sea ...

Y tú sigues ayudándoles a difundir porque en realidad estás aterrado, te has inoculado lo mismo que el muerto, y no puedes evitar pensar que puedes ser el siguiente.

Casi todos los inoculados padecen algo que antes no tenían; arritmias, colesterol, pérdida de vista y oído, mal carácter, irritabilidad, cansancio, decaimiento, alergias nuevas, extrañas cosas en la piel ... los últimos análisis ofrecen niveles extraños que el médico trata de justificar ... haga dieta, haga deporte ... no saben ya qué decir.


Entre ellos y tú estáis ayudando a los criminales a matar. Poniendo sordina al escándalo en lugar de avisar a la gente para que cese de pincharse estás siendo lo contrario a buena persona.

Veo a gente colaboracionista rezar y me pregunto qué piden, me pregunto si no les dice Dios que sean valientes de una vez y salgan del armario de los mansos polinoculados que ayudan a ocultar cadáveres de sus propios amigos.

¿Cuántos funerales necesitas?

¿Vas a continuar negándote a ver la realidad? ¿No vas a leer ni escuchar a esos que llamaste negacionistas? ¿Y si siempre tuvieron razón? ¿Y si el que está matando gente eres tú?

Afronta las evidencias, tu conciencia te lo está diciendo pero no la escuchas, estás actuando de forma miserable y lo sabes.

Hoy es un buen día para decir basta. Al menos para abrir tu mente y escuchar a los que te avisamos desde hace muchos meses.

Mira las cifras de ictus, infartos de miocardio, herpes zoster, epstein barr, arritmias...

Muchos vacunados de tu entorno han envejecido repentinamente, tienen mirada triste, tratan de que no se note, pero tú lo estás viendo,

No, las cosas no ocurren por que sí, hay motivos, hay datos ...

... por supuesto que no son todos, siempre dijimos que había placebos, que había lotes falsos, que no era inteligente que los vacunados cayeran todos de golpe, hasta con los venenos de las ratas se hace eso porque se darían cuenta.

La dosis que los mate puede ser la siguiente, esa que tú estás incitándoles a meterse, y yo estoy tratando de evitar.

¿Vas a seguir disimulando o vas por fin a ser valiente?

Fernando López-Mirones
(https://t.me/elaullido)

17 comentarios:

  1. Este articulo va muy bien para todos esos listos que dicen que todos sus conocidos inyectados estás más sanos que una lechuga, por cierto, que nos digan donde compran las verduras ellos ya que no tienen ni puta idea de verduras, ni de nada me temo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando veo esos textos siempre pienso en un trabajador en precario, copia y pega.

      Eliminar
    2. Cuando leo estos comentarios siempre pienso en que hay gente que ignora términos como "selección", "revisión", "corrección si procede", "añadido de ilustraciones", ...

      Eliminar
    3. Cuando veo esos textos "dicen que todos sus conocidos inyectados estás más sanos que una lechuga"
      El recorta y pega es un trabajo fácilmente externalizable

      Eliminar
    4. Muy buena esa, Poseso... Muy buena. Y mira que yo ya ni me molesto en comentar nada. Al fin y al cabo los que se pusieron el pinchazo lo hicieron voluntariamente. E informacion de expertos contraria a la version oficilista habia en internet sin buscar mucho...
      Como lei una vez: "Las personas no quieren saber la verdad, quieren que se les confirme sus creencias. Si creen que Dios existe y les dices que si, se sienten bien. Si les dices que no, piensan que no sabes lo que dices."
      El enemigo de la humanidad es la misma humanidad, por lo que luchar por ellos es complejo cuando son ellos mismos los que te iran por detras dandote palos.
      Un saludo y gracias por seguir en la brecha.

      Eliminar
    5. El pinchazo no fue voluntario, fue una coacción, una presión constante de medios de comunicación , un linchamiento al no vacunado, un despropósito de afirmaciones sin fundamentos en contra de quién no se quería vacunar, no fue libre ,ni voluntaria, fue un constante fusilamiento de la libertad.

      Eliminar
    6. Cierto, fue un acoso pero YO no me la puse y sigo aquí, jodiendo, a veces solo cuando me dejan jajajaja, los pinchados CEDIERON su libertad, fue su decisión, algunos cedieron y otros no, el miedo es libre, amigo, todo lo demás son escusas de mal pagador, ahora, "ajo y agua"...

      Eliminar
    7. Hola, soy el anonimo de 15:31 respondiendo al anonimo de 16:54.
      El pinchazo si fue voluntario. Vale que intentaron coaccionarnos de multiples maneras, pero nunca fue obligatorio. En Andalucia echaron para atras la normativa del pasaporte covid para tomar algo en un bar o restaurante por que no distinguia entre clientes y trabajadores (que no podian obligar de ninguna forma), asi que la junta modifico el texto para que solo atañera a los clientes y asi lo colaron. Nos tratan como a niños, inmaduros, "Si no te comes la comida no sales a jugar esta tarde (o, en estos tiempos, "no juegas a la consola esta tarde")". Si se agacha la cabeza y "Es que es lo que hay"... Tambien aqui en Andalucia pretendieron que nadie podia ir a la playa a partir de las 23 horas... Violando la constitucion. Recuerdo que cuando en navidades dijeron que volviamos a tener que ponernos el tapabocas, ni siquiera muchos policias municipales lo hicieron en mi ciudad.
      De acuerdo que el miedo es libre, como el sometimiento, pero quien agacha la cabeza, quien prefiere vivir de rodillas a morir de pie... El sabra, lo siento. Es triste pero...
      Un saludo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A saber.... a menudo lo que se escribe no coincide con lo que se lee... menos mal que a veces también leen lo que no se escribe

      Eliminar
  3. Hasta hoy...ni valiente,ni cobarde,no me inoculo porque la unica decision que he elegido es
    NONES.
    No es facil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no ha sido fácil pero es lo que tiene ser responsable con la salud individual, NO se lo que contiene y lo que se no lo quiero en mi cuerpo, es así de sencillo, no me han dejado entrar durante dos meses en locales y lugares cerrado pero sabía que eso no podría durar mucho, así que esperé y ya esta, a veces lo sencillo es complicado porque nosotros mismos nos ponemos rejas mentales, yo en mi cuerpo mando solo yo, no es ser nada, la valentía o la cobardía es solo palabras, lo triste es que muchos y algunos conocidos solo se la pusieron para poder entrar en bares o restaurantes, salas de fiestas y demás, eso es lo triste de todo esto, pero ahora sabemos como somos todos.

      Eliminar
    2. No te entiendo.
      Y no quiero que el MAESTRO,me envíe a freir churros.
      Tu sabrás que es lo que haces.
      Buenas Noches.

      Eliminar
  4. La primera foto del articulo es fantastica: "Tengo Mi Vacuna Covid".
    Enhorabuena por la aportacion de las imagenes. De premio!!!

    ResponderEliminar
  5. Copio esta frase: "Las personas no quieren saber la verdad, quieren que se les confirme sus creencias."
    Hay mucho muchisimo de psicologia en la relacion de los gobernantes con el pueblo ... y eso que, simplemente, habria que denominarlos gestores de la sociedad (eso para empezar, claro).

    ResponderEliminar
  6. Lo de andalucía con un tal aguirre,es lo mas ochornoso que se ha visto en las redes.(y eso que no los manejo)te morías de la risa,no del pangolin ni el potingue magico.
    DE LA VERGÜENZA AJENA.
    Cada comunidad mas CAÍNITA.
    Dejad que se MUESTREN...

    ResponderEliminar
  7. Y me voy...
    un tal bendidi ,ya se vè,como vuestro fururo vicepresidente de gobierno.
    Es que es para suicidarse..
    Saludos y BUENAS TARDES.

    ResponderEliminar