martes, 14 de junio de 2022

LEONCIO EL LEÓN Y TRISTÓN o EL DISIDENTE CABREADO



A veces ocurre lo siguiente:

Decimos que algo malo va a ocurrir porque averiguamos que los malos lo harán. La gente nos lee, lo cree y reacciona. Los malos ven esa reacción y deciden abortar operación; por tanto lo anunciado no ocurre gracias a eso. De inmediato un negativo nos escribe y nos dice: lo que usted dijo no pasó ...

Y nos dan ganas de pegarnos un tiro en el pie.

Hay que entender esta lucha social como una partida de ajedrez, un partido de tenis o lo que ustedes quieran, pero teniendo claro que LO QUE HAGAMOS determina la reacción del enemigo globalitarista.

No da igual que la gente tenga una u otra actitud. Nunca olvidemos que ELLOS hacen sondeos constantes de opinión y saben perfectamente por dónde van las diferentes sociedades. Aunque nos lo oculten e incluso nos lo nieguen, aunque nos hagan creer lo contrario, ellos saben en cada momento, semana a semana, qué piensa la gente, los biosanitarios, los periodistas, los políticos ... y corrigen el rumbo mucho antes de que la mayoría de las personas se den cuenta.

Por tanto, estén seguros de que estamos evitando ataques por varios puntos débiles gracias a anunciarlos a tiempo.

La mayoría de estas batallas que ganamos pasan inadvertidas, porque ellos saben que nada anima más al contrario que saberlo. De ahí que tanto despierto se desespere y crea que “no sirve para nada”, cayendo en la propaganda del NOM sin darse cuenta. Cuando le pase eso, dé un paso atrás, descanse lo necesario, y vuelva a primera fila cundo se encuentre mejor. Pero hágalo sin llenar las redes de mala onda y negatividad, sin quejarse en público y sin restar energía a los que están en primera línea de fuego.


Hemos ganado muchísimas batallas. Han creado esta falsa tregua porque hemos logrado que la tercera y la cuarta se las ponga poquísima gente. Jamás lo van a decir públicamente pero eso no significa que no ocurra.

Recuerden observar a dónde miran las jirafas. No busquen al león directamente porque no lo verán jamás.

Las jirafas nos señalan que es creciente el número de despertares, dudas y búsqueda de información por parte de una masa crítica descomunal de personas que hasta ahora no se habían planteado nada fuera de la caja.

Si es ahora cuando estamos recibiendo invitados en nuestras casas, lo que debemos hacer es tenerlas limpias y acogedoras, y nunca desgastadas, sucias y sin sillas.

Ahora es el mejor momento para concienciar a los que llegan ¿y usted, que va de disidente pionero, justo es ahora cuando se deprime y lo manda todo a la porra?

Si cuando vengan a su casa buscando información la tiene usted sucia y desordenada, se irán pensando que la TV tenía razón, que esos disidentes eran una secta desagradable de inadaptados a los que no hay que escuchar.

Hacerse el disidente quemado ahora hará que perdamos la carrera de relevos por su culpa.

Si no se siente capaz de seguir, insisto, descanse discretamente sin poner heces en el ventilador.

No es momento para pesimistas, tristes ni negativos. Gracias por los servicios prestados, pero deje usted paso a los que hacen cosas con ilusión y fuerza.


Como decimos a las tripulaciones de voluntarios nuevas que llegan al barco: descansar es parte del trabajo. Los boomers recordamos aquellos dibujos animados de Leoncio El León y Tristón, uno construía, remaba, mientras el otro decía sin parar que todo iba a salir mal.

No me sea tristón, relájese, y vuelva cuando sea de nuevo un león.

Fernando López-Mirones
(https://t.me/elaullido)

3 comentarios:

  1. Y el trabajo es parte del descanso

    ResponderEliminar
  2. Lo intentaré con todas mis pocas fuerza...GRACIAS!!!.

    ResponderEliminar
  3. Cierto, pero no seamos "ilusos" por mantener la ilusión y mantener la fuerza a toda costa cuando hay un muro de hormigón delante, coger una moto con la ilusión y la fuerza para saltar por encima de 17 coches, esta bien, con la misma moto querer atravesar el muro de hormigón "creyendo" que la fuerza ejercida por la velocidad lo vamos atravesar sin rompernos algún hueso... complicado, después de muchos años detrás del globalismo he llegado a la conclusión personal, repito, personal, de que les importa una mierda lo que se hable en sus redes, lo que se diga en sus medios hablados o escritos y lo que nosotros, somos pocos aún, digamos en sus blogs... ellos siguen su agenda queramos o no y lo estamos viendo, algunos. Cierto es que las terceras dosis y menos la cuarta no les ha funcionado y muchos se han negado a ponerlas, ¿por nosotros?, en algunos es posible, pero otros ha sido por miedo a los efectos que padecían y se corría la voz, no olvidemos que el 96% se han puesto la 1 y la 2 y si es cierto que tiene "algo" ese algo ya lo tienen dentro, yo y muchos de vosotros no tenemos ninguna y hemos aguantado todos los ataques opresivos pero siguen siendo muchos los afectados, en fin, seguiremos en la "lucha", ya no podemos echarnos atrás y más habiendo llegado hasta aquí sin ser pinchados y sin usar mascarilla, ¿verdad?

    ResponderEliminar