sábado, 6 de agosto de 2022

¿AÚN NO LO VES?


¿Por qué nos llaman "conspiranoicos" los que deberían reconocernos
como clarividentes?


Los vacunados propagan el COVID
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

Los vacunados son susceptibles a nuevas variantes y reinfecciones
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

Las vacunas contra el COVID pueden causar coágulos sanguíneos y otros efectos secundarios graves
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

Habrá tercera y cuarta dosis de la vacuna
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

Nuevas vacunas cada año / medio año
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

Se inyectará a los niños pequeños
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

Segregación total de la sociedad. Se abrirán campos de internamiento para los no vacunados
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

Se dificultará el acceso al trabajo de los no vacunados
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

Acceso más difícil a la atención médica para los no vacunados
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

Contratos secretos entre Pfizer y los gobiernos
Hace un año: Conspiración. Ahora: Verdad

¿Quién ha sido más veraz contigo? ¿Tu gobierno, los medios de comunicación, los expertos de pacotilla y famosillos que te instaban a correr a pincharte un experimento sin garantías o los informadores que, pese a la presión, la censura y la marginación social llevamos desde el minuto uno advirtiéndote de que te ocultan información que necesitas, cuando no te mienten sin más?

Un dato para la reflexión: si las vacunas fueran tan seguras y fiables, ¿por qué sus fabricantes no han dado a conocer los estudios que respaldan -supuestamente- esa seguridad?

En EE.UU. Pfizer pretendía ocultar toda la documentación referente a sus ensayos clínicos durante nada menos que 75 años. Solo una sentencia judicial ha permitido que se publicara, gracias a lo cual hemos sabido que el fabricante conocía que su producto causa inmunosupresión, miocarditis y enfermedades autoinmunes ... entre un rosario de 1291 efectos adversos, que la inmunidad natural es más efectiva que el pinchazo, que no se hicieron estudios sobre efectos reproductivos, ...

Las autoridades sanitarias indias plantearon a Pfizer: “Puede perder 1380 millones de clientes o permitir que una investigación independiente determine si su producto es seguro y brinda inmunidad”. La respuesta de Pfizer fue “Preferimos perder 1380 millones de clientes”

Los fondos de inversión propiedad de la élite mundialista y la eugenista Fundación Bill y Melinda Gates, que es dueña de la mundialista OMS/ONU, llevan desde el minuto uno haciendo negocio con tu salud, envenenándote de un modo criminal y comprando a los gobiernos para eludir su responsabilidad. La transparencia de que han hecho gala en todo este proceso es menos que cero. ¿Qué es lo que ocultan?.

Te lo hemos advertido una y otra y otra vez (y no querer enterarte es una postura suicida). Quieren reducir la población para poder seguir en lo alto de la pirámide de poder. Con la vacunación masiva de la población mundial pretenden provocar la esterilización de los niños y jóvenes, y la muerte de millones de seres humanos a causa de los efectos secundarios. El debilitamiento del sistema inmunitario que sus "vacunas" provocan dejará a la gente inerme ante nuevas pandemias que ya están programando.

Los incultos desinformados nos llaman conspiranoicos ... en vez de ponerse a considerar nuestro índice de aciertos.

Tal vez te asuste darte cuenta de que vives en un sistema que solo te valora como activo económico, comprender que políticos y poderosos hacen negocio con tu salud, tu vida y tu muerte. Tal vez te estés diciendo que el mundo no puede ser así, que lo rigen valores humanos y no financieros, que la muerte en masa repugnaría a cualquiera. Te engañas si dejas de lado que es el mismo mundo en que tuvieron lugar los genocidios de Camboya, Ruanda o los Balcanes, el planeta que vio surgir Auschwitz, las masacres de Katyn, Armenia o Tiananmen, Sidi Rais, Sabra y Chatila, Hiroshima y Nagasaki, ... todos ocurridos en el último siglo, todos perpetrados por las mismas élites que siguen en el poder hoy en día. Te engañas si confías en que quienes detentan el poder lo hacen en nombre del bien común.

Lo repito: confiar es suicida.

Esto nunca ha ido sólo sobre un virus o una pandemia. Esto va del control y la reducción de la población mundial para que la élite, el Estado Profundo, el Enemigo Invisible, instaure su ansiada dictadura del Nuevo Orden Mundial y el Gobierno Mundial único dirigido por la élite de banqueros y usureros mundialistas del CLUB BILDERBERG desde las Naciones Unidas (OMS/ONU).


La "pandemia" se implementó para la "vacuna", la vacuna trajo consigo el pasaporte vacunal, el pasaporte vacunal se implementó para la identificación biométrica, la identificación biométrica facilitará la Moneda Digital del Banco Central (CBDC), la CBDC es la clave para ESCLAVIZARNOS.

Reléelo todas las veces que sean necesarias. Hasta que no comprendas que hay una Agenda en marcha para diezmar a la población y esclavizar a los supervivientes no te estarás enterando de ABSOLUTAMENTE NADA.

Te lo puedo repetir mil veces, pero el entenderlo solo puede ocurrir si superas tu indefensión aprendida, tu disonancia cognitiva y tu miedo a la verdad.

La verdad está disponible para aquellos que tengan la capacidad y el coraje necesario para aceptarla.

Solo cuando hayas entendido que estamos sometidos a una operación masiva de bioterrorismo por medio de toxinas inyectadas sabrás quién es el enemigo y pasarás a preguntarte cómo resistirle. Todo lo demás son distracciones evasivas que en nada te van a ayudar.

Está en juego tu supervivencia como individuo y la de la especie humana tal como la hemos conocido hasta hoy. ¿Sabes ya cuál es tu papel en este conflicto?

No hay guerra más importante sobre el planeta en este momento.

Y no, no tengo ni la más mínima duda de que los planes de la élite fracasarán, y que ningún precio a pagar por contribuir a ello resultará demasiado alto. Otros se han dejado el prestigio, la salud y la vida en combatir esta amenaza. Los que "solo" hemos perdido amigos, trabajo y tiempo no tenemos derecho a quejarnos. Algún día miraremos atrás con orgullo y podremos decir bien alto que nunca fuimos colaboracionistas, cooperadores pasivos o tibios. Vimos lo que se nos venía encima y actuamos en consecuencia.


Lo primero no era tan difícil: basta con saber sumar dos y dos.

Lo segundo es una cuestión de mera supervivencia.

Estamos siendo atacados con supuestos virus, con radiación electromagnética, con tóxicos lanzados desde el aire, con vacunas, con mascarillas, con incendios y con inflación, amenazados con desabastecimiento y caos, ...

La línea de combate está en nuestra propia piel. Si dejamos entrar sus patógenos mortales, su nanotecnología alienante, sus tóxicos debilitantes ... habremos perdido nuestra salud, nuestra humanidad y, a la larga, nuestra vida.

La primera acción en esta guerra es tan sencilla como decir "¡No!". No a sus mentiras, a su falsa vacuna, a sus medidas contrarias a nuestros derechos, al modo en que nos enfrentan a unos con otros para que no les señalemos a ellos ...

Porque sabemos quienes son. Han salido de las sombras para jugarse el todo por el todo, y ya no hay vuelta atrás. Están expuestos, y no dejaremos de señalarles. Al final de este tortuoso camino, no habrá sitio para ellos. Su inconsciencia, inhumanidad y maldad están de más en este planeta.

Nunca hubo una emergencia sanitaria. Lo que hubo fueron montañas de mentiras, programación mental y paranoia inducida a través de los medios de propaganda. Los crédulos, los remisos a contrastar los datos del engaño (pese a que tenían a su alcance toda la información que les hubiera podido sacar de su error), los débiles, cobardes y sumisos han sido el fértil humus en el que ha crecido la infame Plandemia. En el pecado llevan la penitencia, puesto que prefirieron envenenarse a pensar por sí mismos. Es más, no dejaron de mortificarnos a quienes acometimos un análisis racional de la situación. Nos señalaron, nos desearon toda suerte de males, exigieron el castigo de nuestra osadía, ... solo porque con nuestra prudencia, escepticismo y afán por informarnos poníamos en evidencia lo pusilánimes y crédulos que fueron.

Aún así, nunca dejamos de advertirles. Ellos eran "los que iban a salir mejores" de toda esta situación, pero nosotros fuimos los que quisimos salvar a los que nos rechazaban. Su autoproclamada superioridad moral nunca se correspondió con su actitud real. Nos han deseado la muerte tantas veces que empiezo a sospechar que el universo lo compensa preservando nuestra salud mientras enfermedades cardiovasculares, miocarditis, pericarditis, ictus, trombocitopenia, muerte súbita y cánceres diversos -que deploramos- se ceban en ellos, tan orgullosos de ser tratados como cobayas desechables, como meros instrumentos manipulables carentes de dignidad.

¿Qué más podemos hacer los que, como la Casandra de la guerra de Troya, vemos con claridad lo que va a suceder, pero somos ignorados por la masa complaciente y sometida, la inconsciente carne de jeringuilla y exterminio? Cuando llegue el día en que podamos restregarles por los hocicos un resentido "Te lo dije" no habrá satisfacción por nuestra parte, sabedores de que no se puede salvar a quien no quiere ser salvado. Sus nombres están en la lista, pero los nuestros nunca lo harán, porque sabemos como actúa la élite oscura, y sus mentiras no tienen alcance sobre nosotros. Les vimos venir, les vimos ejecutar su magia negra sobre las multitudes, conocemos su modo de actuar.



¿Qué más necesitan los dormidos para despertar? ¿Para no ser como el sordo voluntario que en la casida de García Lorca proclama "He cerrado mi balcón porque no quiero oír el llanto, pero por detrás de los grises muros no se oye otra cosa que el llanto"?.

Detrás de los grises muros se está ejecutando un genocidio, pero para los tragacionistas, cruces de zombie y avestruz, lo que no ven no existe. Y cuando no les quede más remedio que ver, acogerán la mentira que les suministren ya prefabricada para no aceptar una realidad que va más allá de lo que están dispuestos a asumir. Solo abrirán los ojos cuando tras su existencia de oveja se vean en el matadero y ya no puedan hacer nada.


"Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano" (Friedrich Schiller)

Vivir como ratas asustadas para morir como ratas. Eso es todo lo que la élite les puede ofrecer. Mentiras, indignidad y opresión.

No desprecies a quien sabe decir "no" a esa propuesta, porque en el fondo de tu alma sabes que eres tú quien se está dejando pisotear, quien está aceptando una existencia despreciable.

¿Vas a seguir claudicando hasta el fin?

(posesodegerasa)

4 comentarios:

  1. Buscador
    Buen escrito Poseso, más claro agua, dejo una pregunta para el borrego de turno que aún crea en Papá Noel y en el Ratoncito Pérez o en que los políticos quieren y trabajan por vuestro bien; desde que se tiene datos muere en el mundo 24.000 personas de inanición de ellos 18.000 son niños, ¿de verdad crees que van a "inventar" una vacuna para salvarte a Ti, borrego? ¿quien eres tú? ¿ que tienes de especial tú, borrego?
    Un abrazo como siempre Poseso y de nuevo gracias por tu gran labor e implicación. Y tomate un descanso, este Otoño vamos a "currar" de lo lindo, ya no podemos parar.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión nunca ha sido conspiración; ya figuraba en la bibliografía. Lo que pasa es que se suelen atribuir los propias carencias a los demás

    ResponderEliminar
  3. El caso es que veníamos de una campaña del "no" es "no"... Pero bueno, la ley del embudo

    ResponderEliminar
  4. Buenos días poseso. Gracias de nuevo por tus artículos y búsquedas. Me han pasado este artículo, lo he leído y no me ha parecido malo. Os lo paso. https://www.eldiestro.es/2022/08/irremediablemente-el-fin/

    ResponderEliminar